Actualidad

Ligó por reclamar barrullo y que orinaron por su muralla

Los garroteros incluso grabaron cuando tongueaban al muchacho.

El problema entre vecinos de la calle Marangaturape, en el barrio Viñas Cue, de Asunción, empezó cuando un grupo de jóvenes convirtió la calle en una cancha de Piqui Vóley.

Los muchachos comenzaron a escuchar música hasta altas horas, chupar como esponja y a orinar por las murallas de los vecinos de la cuadra.

Así, en la madrugada del domingo, uno de los jóvenes que reclamó que ya dejen de hacer bochinche y sus necesidades, fue garroteado por los jugadores.

Marcos Iván Ríos Benítez (21), contó que él era amigo de los que jugaban piqui, pero que se abrió porque eran maleducados.

“Ellos juegan toda la noche, gritan, toman cerveza, dicen groserías, arman desastre. Hay vecinos que tienen que levantarse temprano y les molesta el griterío, por eso me alejé y me marcaron”, dijo a EXTRA.

Muralla como baño

Marcos contó que en la noche del sábado no estaba en su casa, pero estaban su hermana y su pareja. Nuevamente, los muchachos cerraron la calle para jugar.

El entrevistado dijo que su vecino, Derlis López, quitó su miembro y se puso a orinar, sin respetar a las chicas.

“Mi hermana le reclamó, y el tipo le comenzó a decir cosas feas, entonces ella me llamó por celular”, relató.

Marcos llegó a su casa, pero no quería pelearse con nadie según él, solo quería tranquilizar a su hermana.

Garroteado

“Cuando llegué y me bajé de la moto, ya me atacó de hacia atrás Derlis López, quien me pegó. También me pegó David Habih, traté de protegerme, pero eran muchos y me pegaron todo mal”, comentó.

El joven se fue al hospital, estaba muy lastimado y le dieron reposo por una semana.

“Ellos (los agresores) hasta ahora me amenazan que me van a volver a pegar. Por eso vivo con miedo para salir en la calle, ni al almacén quiero irme porque están sentados frente a sus casas y me pueden volver a atacar”, dijo.

Fiscal no le peloteó

Marcos, ayer a la mañana se fue a la Fiscalía y le dijeron que allí no podía ayudarle porque no es lesión y que tenía que contratar un abogado para demandarles. El chico pide protección, está con miedo.

Temas

Dejá tu comentario