04 mar. 2024

Incautan celulares Iphone de oro declarados como autopiezas

Brasileños sospechan que el cargamento ingresó desde Paraguay.

celular-incautado

Los celulares de lujo fueron declarados como autopartes.

Fiscalizadores de la aduana brasileña en Foz de Yguazú encontraron productos valuados en más de 100 mil dólares americanos, entre los cuales se hallaban los exclusivos teléfonos inteligentes de la marca Iphone, bañados en oro.

El cargamento era de una empresa de transporte cuyos responsables serán investigados. El hallazgo fue durante una verificación de rutina en la Receita Federal.

Se trata de mercaderías que estaban siendo enviadas desde ese punto aduanero a otro, por lo que podrían haber ingresado al país de contrabando desde el Paraguay.

Son 8 aparatos de la marca Iphone, modelo 13 Pro Max, bañados en oro de 24 kilates. También hallaron cajas de cigarrillos y productos electrónicos, pero en la factura de envío se describían como autopiezas.

Los datos fueron revelados por el auditor del Servicio de Impuestos Internos o Receita Federal, Flavio de Carvalho, quien señaló que el modus operandi es similar a lo que suelen registrar en paquetes de correos, en los que se declara un ítem pero en la verificación se encuentran con productos que no correspondía a lo declarado.

En muchos de estos casos, se trata de productos de contrabando que ingresan en forma ilegal desde Paraguay, con el objetivo de evitar el pago de los impuestos aduaneros, y que tienen como destino los centros comerciales de las principales ciudades del país.

La valuación promedio de cada teléfono celular es de unos 5 mil dólares americanos, equivalentes a unos G. 35 millones, precio que podría aumentar cuando llegue a destino.

Los fiscalizadores estaban verificando un galpón de la Receita Federal, en el local ubicado en la ciudad de Foz de Yguazu, cuando encontraron los aparatos, así como cigarrillos de procedencia extranjera.

Sobre el caso no hubo detenidos, pero con los datos hallados en las facturas y como se trató de un caso de declaración falsa, los intervinientes derivaron el caso para su investigación ante el Ministerio Público del vecino país.