23 may. 2024

Hermanas gemelas y mellizas son becadas para especializarse en el extranjero

Las gemelas contaron que tenían miedo de ser confundidas durante el proceso de selección, pero no fue así.

gemelas y mellizas.jpg

Las hermanas gemelas Silvia Noemí y Silvia Carolina Franco Ayala, y las mellizas Rossana y Rosmary Franco.

Silvia Noemí y Silvia Carolina Franco Ayala, de 27 años, son de Encarnación, profes de inglés que se preparan este semestre para volar al Reino Unido, para hacer una Maestría en Educación en la Universidad de Glasgow luego de terminar su carrera en Lengua Inglesa en la Universidad Nacional de Itapúa. Las hermanas, son las primeras gemelas en la historia de Becal en aplicar para hacer su especialización en el exterior.

Pero el particular caso de las gemelas no fue el único que llamó la atención del Programa Nacional de Becas Don Carlos Antonio López. Como extraña coincidencia, las mellizas asuncenas Rossana, y Rosmary Franco, de 48 años, viajarán al Brasil para hacer un Doctorado en Ciencias de la Salud, Programa en Biología Celular y Molecular, en la Fundacao Oswaldo Cruz.

Ambas tienen amplia experiencia en sus respectivas áreas dentro del Laboratorio Central de Salud Pública y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (INERAM), combinando también la actividad con la investigación. Las mellizas son egresadas de la carrera de Bioquímica de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

A través de su departamento de Comunicación, el programa dependiente del ministerio de Hacienda informó que las cuatro superaron todos los requisitos y exigencias del proceso para formar parte de la nómina de becarios de BECAL.

Tenían miedo de ser confundidas

En una entrevista para Becal, Silvia Noemí contó que lo que más les preocupaba era que, como son gemelas idénticas, durante el proceso de selección creyeran que una persona aplicó dos veces. “Eso nos pasó muchas veces en otras situaciones, por eso nos preocupaba. Por suerte, con Becal no nos pasó”, expresó con alivio. Ella contó que su mayor deseo es mejorar la calidad de la educación a favor de personas con discapacidad y contribuir con un cambio significativo en el sistema educativo paraguayo, especialmente, en el área de educación inclusiva y en la enseñanza de la lengua inglesa.

Las mellizas, por su parte, deseaban capacitarse con la ilusión de aportar que se visualice más la investigación en el ámbito que se manejan. “El país necesita de profesionales formados altamente capacitados, que desarrollen investigaciones que lo pongan a un nivel más cercano de competitividad de los países de la región, como Argentina y Brasil, mucho más avanzados”, dijo Rosmary.