Actualidad

Hallaron "cofre" bajo tierra y creen que tiene 2.000 kilos de oro adentro

El fiscal ordenó que las máquinas queden custodiadas por la policía. Si hay oro, será del Estado, dicen.

El incesante ruido de las máquinas llevó a vecinos del kilómetro 26 lado Acaray, en Minga Guazú, a salir a la calle para ver qué hacía un grupo de personas con retroexcavadoras y motoniveladoras, cerca de las 17:50 del jueves.

En el sitio, se enteraron por don Blas Isidro Burgos López que, supuestamente allí, en plena calle, ¡Había 2.000 kilos de ORO! Pero, ¿cómo podría ser esto? Enojados, los vecinos hicieron una barrera humana que evitó el paso de las máquinas y pegaron un telefonazo a la subcomisaría 52 de Piro'y.

"Supuestamente esta persona tiene la máquina que es el escaner que marca en la parte subterránea que hay concreto de cemento, donde hay supuestamente 2.000 kilos de oro", explicó a EXTRA el oficial David Mendoza, explicando que Blas Isidro y otras cinco personas procedieron a realizar la excavación aprovechando que es un camino vecinal, donde hay escasa circulación de vehículos.

"Es una calle que bordea el aeropuerto Guaraní. Como supuestamente era muy grande lo que había, no podían quitar con la máquina. Por eso cuando se estaban yendo, los vecinos se fueron y atajaron las máquinas", agregó Mendoza.

Señaló que el "contratista", buscador de plata yvyguy y sus empleados, se retiraron del lugar por disposición del fiscal de turno Adolfo Santander, quien ordenó que los policías queden en el lugar custodiando la zona, hasta que autoridades de la cartera del Medio Ambiente tomen cartas sobre el asunto.

"No hay ningún hueco ni nada porque se volvió a tapar. El concreto está al nivel de la calle a 40, 50 centímetros nomás. Ahora estamos esperando que venga el fiscal, para ver las maquinarias, quitar y ver qué es lo que hay. En caso de que se encuentre el oro, le corresponde al Estado", refirió el uniformado.

La situación causó gran alboroto en la comunidad que no tardó en agolparse a primeras horas de esta mañana en el sitio, esperando ansiosa a las autoridades para saber si es que realmente existe oro enterrado en el lugar. Mendoza, escéptico ante todo esto, aseguró que no cree que haya allí un tesoro escondido.

“Se parece a lo que generalmente los países de primer mundo tienen, grandes depósitos de hormigón donde toda el agua de la calle va, para evitar la inundación. A eso le parece, al depósito de los raudales. Los albañiles le llaman depósito, los arquitectos galería. Coincide porque al otro lado está la ruta asfaltada que va al aeropuerto y tiene sus desagües. Deduzco que es una galería del desagüe”, expresó en contacto con EXTRA.

Dejá tu comentario