23 may. 2024

Hace 21 años va vestida de parapara’i por San Miguel

Promeseros fueron de verde olivo para agradecer los milagros del santo. Iglesia de Guarambaré recibió una multitud ayer.

WhatsApp Image 2023-09-29 at 16.12.38 (2).jpeg

Muchos devotos se acercaron para cumplir sus promesas.

Daniel Ñamandu

Firme, como todos los soldados que custodiaban a San Miguel, estaba Magdalena Villagra (21), de parapara’i, cumpliendo su tercera promesa, ante una multitud en la Iglesia Natividad de María de Guarambaré.

Ella va de verde olivo desde que tenía un año y su primera experiencia fue por un pedido de su mami para que le tenga bien de salud.

“Cuando tenía 7 años, a mi primo le apuñalaron y me encomendé a él y le pudo salvar”, recordó la joven en contacto con EXTRA.

Este será el último año que va de esta manera, pero su fe seguirá demostrando de otras formas. “No quiero dejar del todo. Lo que sí voy a hacer el próximo año es darle comida a los soldaditos que hagan la procesión”, explicó.

Salió de terapia

Del barrio Alegre fue en caravana detrás del santo de su parroquia Juan Toledo. Al llegar a la iglesia, se arrodilló como promesero, ya que hace dos años le salvó a su hija que estaba en terapia intensiva por una neumonía grave.

“Tenía un año y estaba mal pero me encomendé y vamos a cumplir con los 7 años. El próximo ella ya va a desfilar”, contó.

“Hasta que muera”

Entre la multitud también estaba doña María Estela Vera (57), desfilando de parapara’i.

Ella se había encomendado hace 5 años para que salve a su hijo y su marido de un estado delicado de salud. “Sé que 7 años es la promesa pero yo voy a cumplir hasta que me muera”, remató la doña.

Por la salud

Seferino Mora (56) fue de verde olivo impecable, siguiendo la procesión muy acompañado de su hija. “Hace 12 años que vengo cumpliendo mi promesa y todo es por mi salud y la de toda mi familia. Mi santo hasta ahora nunca me falló. Voy a continuar hasta que ya no pueda más”, mencionó a EXTRA.

Karu guasu

Aldana Pereira hace un viaje desde Villeta con su hijo y su sobrina para agradecer a San Miguel. “Hace 5 años venimos porque somos devotos de este lugar. Cada año también hacemos un karu guasu y merienda para los chicos. Es nuestra forma de dar gracias por todos los favores que nos da San Miguel”, contó.

Pidió por su hija y hoy está bien

“Tuvimos una prueba en su víspera”, recordó.

María Ruíz Díaz (41) contó que hace 15 años va a agradecer a San Miguel por su hija.

“Un 28 de septiembre nos puso una prueba muy dura. Ese día le dio fiebre y convulsionó. Los doctores me dijeron que cuando ella tenga fiebre iba a tener ese problema. Nunca más tuvo y hoy desfila por su cuenta”, comentó.