Extra

Actualidad

Fue víctima de maltrato y no cobraba ni el mínimo

Gerentes gritaban a la vendedora y le decían que no servía por no cumplir una millonaria meta.

La idea de ganar G. 5.000.000 mensuales con solo vender electrodomésticos entusiasmó mucho a Belén Villar (29), quien en enero entró a trabajar en una conocida empresa de electrodomésticos. Sin embargo, a los pocos meses quedó desilusionada.

La presión de vender por millonadas, de tener un día libre al mes, trabajar por 12 horas diarias, cobrar menos del sueldo mínimo y ser víctima de constantes maltratos la hicieron decaer, según denunció en Facebook.

“Ellos no te hablan normalmente, todo es a los gritos. Te humillaban diciendo que no servís como vendedora. A veces los clientes se van solo a preguntar precios, pero nosotros quedamos como que no supimos convencerlos y eso nos costaba maltratos de los gerentes”, relató la joven.

Contó que su meta mensual de ventas era de G. 250.000.000, para que cobre las comisiones, por lo que se les obligaba vender por G. 10 millones al día. “Otra de las explotaciones era que íbamos a trabajar los feriados y nos pagaban G. 25.000 nomás y, si no te ibas, te descontaban G. 100.000”, aseguró la denunciante.

Indicó que en la empresa hacen firmar a los vendedores por el cobro de sueldo mínimo, pero en realidad percibían G. 1.500.000. Dijo que no tenían pruebas, porque nunca les entregaron sus recibos de dinero.

Cansada de todo, en junio decidió renunciar. “A ellos no les importa si te vas a trabajar enferma”, dijo Belén. La chica contó en su Facebook su mala experiencia y su publicación se hizo viral. Hasta ayer, su posteo fue compartido por más de 14.000 usuarios de dicha red social y tuvo más de 15.000 reacciones.

Embed

Dejá tu comentario