Actualidad

Escrachó a chofer por aplastar su dedo con puerta de micro

El conductor abrió la puerta del colectivo sin percatarse de que su mano estaba ahí, le apretó el dedo y le rompió la uña. La mujer lamentó que ni le haya preguntado si estaba bien.

Llorando, con la uña sangrando y prácticamente destruida, Sara Báez, una joven estudiante de arquitectura, bajó un micro y fue caminando hasta el trabajo luego de que supuestamente el chofer de la Línea 26 en el que viajaba abriera la puerta del colectivo y quedara aplastador su dedo entre el metal.

La mujer escrachó al conductor por no prever estos detalles o no avisar que abriría la puerta, pese a que estaba repleto de pasajeros en esta parte del micro. Publicó la foto que su uña quebrada por la mitad y despertó el enojo de otros usuarios de colectivos que se quejaron del mal servicio y falta de empatía de los choferes.

"Bueno hoy a parte de que esperé el bus 50 minutos, me subo en uno repleto, quedándome en la puerta misma sin poder moverme (de no ser porque iba llegando tarde al trabajo hubiese esperado uno menos lleno), donde en un momento el chofer sin previo aviso abre la puerta, quedando mis dedos aplastados por la puerta donde me estaba sujetando, literalmente empecé a gritar de la desesperación, hasta que volvió a cerrar y cuando mire mis uñas estaban rotas y sangrando", dice parte del relato de la mujer que subió a su cuenta de Twitter.

Indicó que lo que más lamenta es que ni pudo reclamar el hecho, ya que al ver tanta sangre en su mano quedó en estado de shock.

"Vine llorando todo el camino, sin poder apoyar la mano, el chofer ni me pregunto si estaba bien, si mi mano estaba bien, ¡nadie! Nadie ni dijo ni hizo nada. Estoy harta de tener que pasar por esto todos los días, el transporte en Paraguay es una mierda", lamentó Sara.

https://twitter.com/baez_sari/status/1455157333047365633

Dejá tu comentario