16 jun. 2024

En Villa Hayes sacan agua de la cuneta para bañarse

Vecinos de 15 barrios llevan casi una semana sin el líquido vital.

agua de la cuneta.JPG

Pobladores sacan agua de la cuneta para bañarse.

Gentileza

“Queremos bañarnos”, gritaban al unísono los pobladores de Villa Hayes, en una manifestación por la falta de agua potable en la zona.

El corte de la Essap afecta a 15 barrios de escasos recursos. Margareth Bóveda, quien lidera las protestas, dice que el 80% de la población de Villa Hayes (unas 60.000 personas) está afectada.

El intenso calor lleva a los vecinos a tomar medidas extremas.

“Estamos a la total deriva. Niños buscan agua de la cuneta para bañarse, eso es tristísimo. Duele ver eso. Es básico e imprescindible bañarse con esta ola de calor. Estamos muriendo de sed”, dijo la señora.

La población quedó sin agua el sábado 16 de diciembre debido a problemas eléctricos en el tablero de arranque de la toma de agua cruda.

Essap anunció un acuerdo de trabajo conjunto con Acepar y la Municipalidad para dar solución, pero aún no dio el resultado esperado.

“Tras los primeros trabajos llegó el agua a cuenta gota en algunos barrios, pero desde anteayer (martes) paró nuevamente”, explicó Margareth.

Río y tajamar

La familia de Margareth compra cuatro bidones de agua mineral al día.

“Un bidón me cuesta G. 12.000. Estamos gastando casi G. 50.000 para cocinar y beber, pero muchísima gente no tiene esa posibilidad”, apuntó.

Su vecina tiene un aljibe de dónde acarrea agua para higienizarse.

“Vamos a pasar las fiestas con olor a chivo si esto sigue así. Tengo una tonelada de ropa sucia esperándome”, apuntó.

Señora acarrea agua del río en baldes.

Gentileza

Vida marital

Otras señoras incluso señalaron que ya les afectan en su vida marital, porque no están para ningún kunu’u romántico sin una gota de agua.

A primera hora del día y cuando cae el sol inicia la peregrinación de niños y personas adultas con baldes y latonas en mano, en busca de agua de río y tajamares.

Los camiones cisternas de la Essap llegan a los barrios, pero no abastecen por completo.

“Los vecinos dicen que nunca alcanza para todos porque priorizan el suministro a los comercios. Eso es ya es el colmo”, expresó la pobladora.

La Muni los invitó ayer a una reunión informativa sobre el avance de los trabajos. “Es una total ironía que estemos sin agua siendo que Villa Hayes está rodeado de ríos: tenemos el Río Paraguay, Río Confuso y Río Verde”, dijo otra afectada.

Por su parte, la Essap informó que continúan trabajando en el bombeo directo del reservorio de ACEPAR para regularizar el suministro de agua potable de forma paulatina.

Aseguran que en la madrugada de ayer distribuyeron 90.000 litros de agua potable en los barrios afectados.