COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 7300
G 7450
PESO AR
G 17
G 24
REAL
G 1400
G 1470
PESO UY
G 180
G 250
EURO
G 7400
G 7850
YEN
G 35
G 60
clima
32.7º C

Actualidad

Domingo de terror: cuatro feminicidios en un solo día

Dos criminales se fugaron, uno fue detenido y otro se quitó la vida.

El bautismo terminó y los 8 invitados fueron a la casa de la mamá del bebé, Jazmina Soledad Medina, en el barrio San Blas de Villa Ygatimí, Canindeyú.

La joven de 25 años estaba contenta y ofreció un brindis para el nuevo cristiano, que está a punto de cumplir su 1er. añito.

Todo parecía estar bien el sábado entre Jazmina y su exnovio Arnaldo Damián Rodríguez. Al caer la noche él se retiró y los demás también. Entonces la mujer y el niño se encaminaron al cumple de una tía.

“En pleno cumpleaños apareció su exconcubino y la mató frente a todos. La casa donde ocurrió es de la prima del autor”, relató a EXTRA el comisario Américo Alvarenga. El asesino llegó en una camioneta Ford Ranger, misma en la que huyó.

La pareja se separó hace 3 meses, pero el sujeto no permitía a su ex tener nuevas relaciones. “Dicen que encontró otra mujer y se fue a vivir con ella, pero de todas formas celaba de cualquier hombre”, dijo el comisario.

Todo pasó a las 02:20 de la madrugada. Jazmina recibió un tiro en la cadera, atravesó su cuerpo de lado a lado. Fue auxiliada al hospital de Curuguaty, pero falleció. En el lugar se levantó un proyectil calibre 9 mm.

El caso resultó ser el primero de cuatro feminicidios que marcaron el domingo más negro del año y de toda la historia criminal de nuestro país en lo que respecta a violencia de género.

Tras colación

El domingo recién clareaba. Doña Blanca Vallejos cruzó el patio de su casa para visitar a su hijo Juan Carlos Ramírez Vallejos, de 19 años, y la novia de este, Yennifer Noemí Meri Paredes, de 18.

Ellos vivían sobre la calle 2 de Mayo de Yrybucuá al lado mismo de la vivienda de Blanca.

Eran apenas las 7:30. Al entrar a la pieza halló una escena desgarradora: en el piso estaba su nuera, víctima de una salvaje muerte.

Tenía golpes en el rostro y otras partes del cuerpo. Pero, su muerte fue por estrangulación. En el techo de la pieza, el novio ató una cuerda de nylon, pero no se atrevió a colgarse y huyó.

El oficial Armando Martínez mencionó que en el piso había rastros de sangre y vómito, la ropa de la chica también estaba empapada de ambos. “El muchacho volvió del Chaco después de seis meses la semana pasada”, refirió Martínez.

Según datos recabados por el fiscal Florencio Pereira, el viernes Carlos le dijo a su novia que quería suicidarse y en la noche del sábado, al regresar de la colación de ella, discutieron. El crimen ocurrió de madrugada.

El tercero

El tercer feminicidio fue comunicado por el propio hijo de la víctima, un adolescente de 13 años. El chico fue hasta la comisaría 18 de Santa Rosa del Aguaray con un vecino colombiano, para informar que encontró muerta a su mamá, María Gloria Verón Encina, de 39 años.

Edison Saenz mencionó a los policías que llegó a la casa de su amiga en el barrio San José para visitarla. Preguntó a su hijo por ella y el chico respondió que todavía no despertaba.

Luego de mucho golpear su puerta, abrieron a la fuerza y la hallaron estrangulada en su cama. “El nene contó que la noche anterior escuchó a su mamá discutir con su pareja”, relató el comisario Darío Vega, jefe de Investigación Criminal de San Pedro.

El autor fue el padrastro, 14 años menor que la víctima: Fernando Pavón Villalba. El asesino rajó, pero horas después fue capturado por agentes de Investigaciones.

Dos días

Sin noticias de su hermano durante dos días, Osmar González Ferreira fue hasta su vivienda situada el barrio Sagrada Familia de San Pedro. Al acercarse a la casa, un olor a podrido penetró su olfato.

Cuando el domingo parecía no poder ser más terrible, a las 15:20, el joven de 24 años informó a los agentes de la Subcomisaría 5ta. el cuarto feminicidio del día.

La víctima fue Marlene Medina Bóveda, de 29 años, asesinada de una estocada en el abdomen por su concubino, Reinaldo González Ferreira, hermano de Osmar. El criminal, luego de asesinar a su pareja, se colgó de la viga del techo.

Según datos del observatorio de violencia, el año 2020 cerró con 42 casos de feminicidio, mientras el 2019 con 44; el 2018 con 56; 2017 con 53 y el 2016 con 43.

Dejá tu comentario