Actualidad

Denunció que su ex la golpeó, mordió y casi la tiró del coche

Supuesto garrotero dijo que ella intentó saltar del auto. Ambos trabajaban en un hotel donde ella era jefa del muchacho.

Seis turbios meses de relación acabaron de la peor manera entre Liz Andrea R. de 27 años, y César Ariel Martínez de 24.

Al principio, la diferencia de edad pareció no ser problema, incluso siendo ella la jefa de él, pues se conocieron cuando el muchacho entró a trabajar como botones en el hotel donde ella era jefa de Recursos Humanos.

El denunciado compareció el martes pasado

Al cabo de seis meses de relación, las discusiones se hicieron una constante y un violento episodio, según el relato de Liz, la obligó a cortar de raíz la relación.

“Nos íbamos en mi auto. Yo estaba manejando y le reclamé por qué su exnovia tenía una foto con él en su perfil de WhatsApp”, comentó Liz a EXTRA.

En ese momento, un tenso ambiente se generó y de los insultos pasaron a los golpes. “Me golpeó la cabeza por el auto, me mordió, me estiró del cabello. Me ponía el freno de mano cada rato, justo cuando había más tráfico”, continuó.

El hecho ocurrió en la ciudad de San Lorenzo, el 21 de mayo pasado. Pero no fue hasta el lunes 25 que ella decidió denunciarlo, asegurando que el muchacho le había amenazado de muerte a ella y a su hijo de 6 años.

Sin embargo, una versión bastante distinta fue la que dio César Ariel, quien negó rotundamente haber golpeado a la joven, asegurando que ella misma intentó sacarse la vida cuando él intentó terminar la relación.

“Le dije que estaba cansado y que quería terminar. Cuando yo entré a trabajar en el hotel, ella me perseguía. Incluso fue ella la que hizo que me echen porque era demasiado celosa. Después con fines extorsivos, me decía que tenía que seguir con ella para que me paguen la liquidación”, relató el muchacho.

Un mes después, ella renunció y emprendieron un negocio juntos. Sin embargo, las cosas empeoraron.

“Ella me pidió diez millones para cambiar su versión”, aseguró el joven.

“No le pegué”

El denunciado afirmó que en el mensaje, él le pidió perdón por apretarle fuerte el brazo tratando de evitar que se tire del auto y no por haberla golpeado. “Le pedí perdón por haberle tocado, no por haberle pegado”, aseguró el muchacho al respecto.

Pidió que le detengan

La fiscala mencionó que la chica insistía en que detengan a su pareja, incluso hizo constar esto en la denuncia formulada en la sede del Ministerio Público. “Yo me expongo a una demanda civil después”, dijo la fiscala.

Fiscal pidió estudio

Armó escándalo en la Fiscalía

La fiscala Zully Figueredo dijo que llamó a comparecer a Ariel al día siguiente de la denuncia pero que no se presentó, por lo que postergó para el 10 de junio. Ese día tampoco compareció y recién lo hizo el martes (23), día en que apareció allí la chica para reclamar la “inacción” de la Fiscalía". “Tuvo que intervenir gente de otras unidades porque ni su abogado le controlaba”, expresó. Dijo que pidió un estudio victimológico para la chica, antes de imputar a Martínez.

Dejá tu comentario