17 abr. 2024

Denuncian desaparición de bebé en hospital de Caazapá

“Acá hubo tráfico de menor, hay gente con mucho poder”, soltó abogada. Directivos dicen que mamá le abandonó y familia lo niega.

caazapa.jpg

En el hospital denunciaron a la mamá, pero la mujer ni siquiera sabía que su bebé no estaba en incubadora. Investigan el caso.

Celia C. no paraba de llorar. En estado de shock llegó el sábado al centro de salud de Buena Vista, Caazapá. Pidió cita con su obstetra, Alicia González, y le contó que sentía profundamente dolor, tenía destrozada el alma porque desde que su bebé nació en el hospital de Caazapá no le dejaron verlo.

“Fue remitida el 4 de mayo por molestias en el bajo vientre en un auto particular, porque no tenemos ambulancia”, relató la licenciada. González detalló que ese mismo día dio a luz, pero en el hospital le dijeron que vuelva a su casa, porque su bebé quedaría en una incubadora.

“Hicieron una ecografía falsa diciendo que el bebé es prematuro, tenía 35 semanas. Le dijeron que vaya a descansar y le denunciaron por abandono”, manifestó González.

Las mujeres pidieron auxilio a un pastor y la abogada Sonia Cardozo tomó el caso. Denunció a los responsables del hospital por “denuncia falsa”, por abandono.

“Acá hubo tráfico de menor, hay gente con mucho poder”, denunció la abogada, asegurando que le robaron el bebé.

Diego Espínola, director del hospital, alegó que ellos “solo respondieron órdenes judiciales”. Una, supuestamente de no dar de alta a la criatura hasta que el juzgado dé el “ok” y otra, de dar el bebé a una pareja desconocida.

Se tiraron la pelota

El médico primero indicó que no recordaba el nombre de la jueza y luego proveyó. “Creo que se llama Alicia Fariña, no te quiero mentir”, apuntó.

Fariña tiró la pelota a la defensora de la niñez y adolescencia, Sara Marecos, sobre el supuesto abandono, pero que todo salió del hospital. “Incluso tengo reportes del hospital firmados por el director”, señaló la jueza.

Según Fariña, como el niño quedó solo, sin mamá, el juzgado resolvió como medida de urgencia darle a una pareja completamente desconocida, propuesta como hogar sustituto por Marecos.

Supuestamente, el matrimonio está inscripto como familia acogedora.

Sin explicaciones

La magistrada agregó que la medida de urgencia fue porque el propio director del hospital reportó que no se podía mantener al niño en el sitio por el riesgo de que se contagiarse de algo.

La defensora, por su parte, se excusó de dar informaciones sobre el caso “por ética”.

Justo cuando fue consultada por EXTRA sobre si se indagó primero a la familia extendida (tíos o abuelos, para no sacarle del seno familiar), no era una opción para la criatura, cortó el teléfono.

“Estoy en ruta, casi no te escucho”, alegó cuando la volvimos a llamar y colgó nuevamente. Luego, ya no atendió las siguientes llamadas.

Defensora debe presentar documentos

La jueza reconoció que no sabía si realmente la defensora indagó sobre la familia extendida del bebé antes de ordenar que se le entregué a unos completos extraños.

Contó que hoy, justamente, vence el plazo de siete días que tenía la defensora de la niñez para presentar todos los documentos que respalden la investigación que hizo para entregarle al menor a la supuesta familia acogedora. “De no hacerlo, la medida se cambiará”, adelantó.

El fiscal César Martínez lleva adelante la investigación contra la mamá por abandono. El letrado deberá escuchar a la doña, quien asegura que en realidad ella nunca le dejó a su bebé, sino que le robaron.

“Se le jugó de mil y una formas”, lamentó la obstetra, asegurando que la mujer tenía un deseo inmenso de darle de mamar a su hijo. “Me hiere como profesional, como madre, como ciudadana que le nieguen el derecho de darle de mamar a ella y al bebé de mamar”, lamentó.