Actualidad

Con venta de tereré y desayuno se costean la vida luego de perder sus trabajos por causa de la pandemia

Se trata de dos universitarias que, además del emprendimiento, siguen con las clases virtuales de la facultad.

Por Edgar Medina

ITAKYRY

Son estudiantes del 5to. año de la carrera de Contabilidad de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Este, que para enfrentar la crisis económica ocasionada por la pandemia, montaron un puesto de venta de tereré y desayuno dietético. El emprendimiento está denominado Tereré Mbarete y cuenta con una página en el Facebook.

Se trata de Diana Machuca Borja y Fanny Aguirre Passarini, quienes en poco más de un mes de trabajo actualmente están gestionando el permiso municipal para montar una casilla en el lugar denominado Cruce Itakyry, ubicado entre los distritos de Itakyry y Mbaracayu, sobre la Ruta Parguay 07. El local está ubicado a 70 kilómetros al norte de Ciudad del Este, en el Alto Paraná.

“Nos va muy bien, todo lo que hacemos se va y somos las únicas que preparamos el desayuno light en la zona. Ahora tenemos clientes que nos llaman para reservar su desayuno, mientras llega hasta nuestro puesto”, afirma Diana Machuca Borja, una de las emprendedoras.

La misma relató que su compañera tenía una heladería, pero tuvo que cerrar, mientras que ella trabajaba en un local de venta de electrodomésticos, de donde fue despedida luego de la paralización de actividades por la cuarentena obligatoria, para evitar la propagación del COVID-19, establecida por el Gobierno en el Paraguay.

“Empezamos como un juego, porque veíamos que podíamos hacer y en vez del desespero, dijimos vamos a vender yuyo en la calle. Investigamos sobre eso y decidimos lanzarnos. Cuidamos mucho la higiene, preparamos todo en el día y no solo vendemos remedios yuyos para el tereré, sino también para el tereré rupa, desayunos dietéticos y también frituras para los que prefieran”, agregó.

La rutina de ambas comienza a las 4 de la mañana, horario en que muchos todavía siguen descansando, cuando se levantan a preparar los desayunos para poder ofrecerlos frescos a los clientes. Luego, se instalan de 07:00 a 11:30 al costado de la Ruta 07, tiempo en el que venden todas sus mercaderías y vuelven a la casa, para prepararse para el día siguiente y las clases virtuales de la Facultad.

“Todos los días tenemos clases virtuales y hay mucho trabajo siempre, pero nuestro trabajo nos ayuda a sostener nuestra economía. Pagamos el alquiler donde vivimos, nuestra matrícula de la facultad y vivimos de esto tranquilamente. Ahora, nos vemos obligadas a aumentar la cantidad de productos, porque ya tenemos clientes fijos y fieles que quieren desayunar en nuestro puesto”, siguió relatando.

Diana y Fanny, son actualmente comadres, amigas y compañeras de estudios. Se habían conocido en la filial de la UNE, la primera es de Itakyry y la segunda de Nueva Esperanza, departamento de Canindeyú.

“Estamos gestionando el permiso para tener una casilla, porque tenemos un inconveniente cuando llueve. Es imposible estar en el lugar. Estamos pidiendo un presupuesto y cuando consigamos el permiso y juntemos lo necesario, queremos construir el local”, sostiene. Para los interesados el número de contactos es el 0984-166388.

Dejá tu comentario