Actualidad

Comerciante usó pala para corregir a unos motochorros

En medio de la pelea, la gente ya no sabía quién eran el bueno y el malo.

Con cascos y armados, así llegaron dos delincuentes hasta un local de electrodomésticos en el barrio Lérida de San Lorenzo.

De manera muy prepotente le pidieron a don Eraldo, el dueño del local, que entregue toda plata de la caja. El susto se apoderó del señor de 42 años, porque en el fondo del comercio estaban sus dos hijos pequeños; el mismo les dijo que lleven la recaudación del día y como era “muy poco” para ellos, tan solo G. 500.000, también robaron dos televisores de 42 pulgadas y dos celulares de alta gama.

Quedó registrado en cámaras de seguridad

Ocurrió cerca de las 15:20 del sábado, los ladrones se retiraron “muy contentos” con la mercancía, pero no contaron con la astucia de don Eraldo, quien los estaba vigilando a través de las cámaras de circuito cerrado.

Le quiso atropellar

El comerciante aprovechó que ambos guardaron sus armas y sin pensarlo dos veces tomó una pala, salió corriendo a la calle y a palazo limpio golpeó a ambos que ya estaban abordando la moto en que llegaron.

“Yo pensaba agarrar la camioneta para atropellarlos, pero iba a ser lento, me iban a disparar, entonces decidí agarrarles de sorpresa por la espalda, le pegué a uno de ellos con la pala y se cayó”, recordó.

Gatilló el arma

Fue en ese momento que uno de sus empleados salió a defender a su patrón y le dio una patada voladora al conductor de la moto. Un vecino que se percató de la situación también se metió en la pelea y comenzó la batalla de buenos y malos.

Entre el forcejeo, uno de los ladrones le apuntó con el arma a Eraldo con la intención de dispararle, pero afortunadamente no percutió. A tan solo unas cuadras del lugar estaba una patrullera y los polis lograron reducir a los sujetos que fueron identificados como Cresencio Javier Florentín Pereira (32) y Alexander Javier Núñez (20).

El comisario Cristian Torres, jefe de la Comisaría 31 de San Lorenzo confirmó que hace tres semanas, los mismos también asaltaron una farmacia de la zona, se llevaron la recaudación.

Los jóvenes quedaron detenidos en la comisaría por orden del fiscal del caso Julio Ortiz.

Casi lo linchan

Automovilistas que pasaban por la zona casi lincharon a don Eraldo, pensaron que él era el ladrón. “Yo le desarmé al muchacho, me tropecé y se subió encima mío, llegaron los vecinos, motoqueiros y automovilistas y casi me apalearon, pensaron que era el ladrón, pero una vecina les dijo que era la víctima”, contó el señor.

Dejá tu comentario