17 jul. 2024

Cocinera enojada golpeó a su pareja y le arañó todito mal

Ñeembucú: albañil denunció a su lapa por violencia doméstica. El hombre corrió y ella le persiguió hasta lo de la suegra, contó fiscal.

300d2280-7e88-489e-bdf8-6ad776676b5c.jpg

La mujer fue trasladada hasta la sede de la comisaría segunda, donde lo denunció por segunda vez en el día a su exconcubino, que está traumado.

José A. (43) tomó a su gato en brazos y le pidió a su hijo que se prepare. Luego de recibir una tremenda golpiza por parte de su concubina, decidió abandonarla.

“El señor se retiró para evitar problemas y la señora vino a casa de su suegra para pegarle otra vez”, refirió el oficial insp. Cristian Ayala, jefe de la comisaría 2.ª de Pilar.

La víctima se refugió en casa de su mamá, luego de denunciar por violencia a Dorys E. (47).

Ocurrió en horas de la noche del domingo último en el barrio Obrero de la capital del departamento Ñeembucú.

“Le pegó, le arañó en varias partes del cuerpo y le torció un dedo. Se fue a la comisaría primera y luego de que le denunciara, se fue a atropellar la casa de la mamá del señor”, agregó el fiscal Federico Solano López.

El abogado indicó que el hombre, 4 años menor que su lapa, está retraumado por la violencia de la mujer.

“Le tiene mucho miedo a la señora, muestra sentimientos de terror, está traumado. Hace ocho años vive así”, apuntó Solano López, añadiendo que demasiado nomás luego ya ligó el prójimo, que está sometido a la doña.

“Es una relación tóxica y una revictimización mutua, pero con mayor victimización del hombre porque el señor tiene un cuadro depresivo en el cual la señora ejerce mayor poder sobre él de dominación, un hombre sumiso”, apuntó el fiscal.

dos loros y un gato

El fiscal manifestó que todo el pleito comenzó porque la señora ya estaba pasada de copas y empezaron a discutir por dos loros y un gato que tienen como mascota, supuestamente.

“La señora es físicamente más robusta, más grande. El hombre es más pequeño”, detalló Solano López.

Mencionó que, como la doñita es cocinera hace re trabajo de brazos, y tiene más habilidad que su marido. “Hace fuerza y desarrolla los pectorales”, soltó.

Luego del segundo ataque, el hombre se fue de nuevo hasta la comisaría segunda a disposición del Ministerio Público.

Solano López adelantó que la citada ya está imputada por violencia intrafamiliar y que pidió al juzgado que la mande a prisión.

La mujer quedó detenida en sede de la comisaría 2.ª a disposición del juzgado penal de garantías, desde donde tendrán que decidir si va o no a cárcel por violenta o le dan para quedar presa en su casa.