Extra

Actualidad

Cicatriz delató a ladrón que robó G. 1.000 millones de un banco

El implicado culpó a un cajero de ser cómplice del atraco. El trabajador del banco, por su parte, dice que no lo conoce.

Ceferino Nicolás Quiñónez Báez, de 26 años, fue detenido por ser uno de los implicados en el robo al Banco Sudameris el pasado 24 de enero. Lo llamativo del caso es que el mismo fue identificado mediante una cicatriz en la cabeza.

Este muchacho confesó haber asaltado el local e implicó a Celso David Cabañas, cajero de la sucursal, como cómplices. Los investigadores vieron las imágenes del circuito cerrado y se percataron de que Cabañas manipuló su celular segundos antes del robo. Sin embargo, el cajero alegó que no conoce a Ceferino y que supuestamente no sabe por qué lo implicó en este hecho.

El botín del atraco fue de alrededor de G. 1.000 millones en total.

Arma de juguete

Cuando Quiñónez fue atrapado, el chico pensó que era por violar la orden de prisión domiciliaria. Pero una vez en la comisaría, presionado por la Policía, contó lo del robo y señaló como cómplice al cajero. Antes, intentó sobornar a los uniformados con G. 150 millones.

Por otra parte, los investigadores alegan que el arma utilizada para el atraco presumiblemente sería de juguete.

Temas

Dejá tu comentario