Extra

Actualidad

Ataque a la Agrupación Especializada iba a costar la vida de muchos guardias

El fiscal Hugo Volpe señaló que el importante armamento incautado ayer era para perpetuar un gran golpe para liberar al narco Marcelo Piñeiro, miembro del Comando Vermelho.

El fuerte armamento incautado ayer durante el allanamiento a una vivienda del barrio San Vicente de Asunción iba a ser utilizado para que miembros del Comando Vermelho lleven a cabo un ataque a la Agrupación Especializada, a fin de liberar al narcotraficante Marcelo Piñeiro, preso desde el 13 de diciembre del 2017.

“El ataque se iba a realizar en horas de la madrugada e iban a morir muchos guardias de la Agrupación Especializada. Estaban estudiando cada detalle para el asalto”, expresó el fiscal Hugo Volpe en contacto con Radio Monumental.

El agente manifestó que, de no haberse frustrado el ataque se hubiese producido una de las más grandes tragedias llevadas a cabo por grupos delictivos armados. En la vivienda encontraron ayer 7 fusiles, 15 pistolas, municiones de guerra, clavos miguelito, equipos de comunicación, explosivos y pasamontañas.

"En la celda de Marcelo Piñeiro se hizo un cateo y se le requisó un teléfono celular. Sin tráfico, la vivienda queda a cinco minutos de la Agrupación Especializada", expresó el fiscal.

Cinco personas fueron detenidas, cuatro hombres y una mujer de nacionalidad brasileña. La mujer sería pareja de Marcelo Piloto, como se lo conoce a "Piñeiro", según los intervinientes. En otro allanamiento, en el barrio Santa Lucía de Lambaré se logró detener a un paraguayo, de nombre Luis Roberto Gómez Gaona (23).

¿Quién es Marcelo Piñeiro?

El brasileño es uno de los presuntos jefes principales del tráfico de drogas del grupo criminal brasileño Comando Vermelho, es uno de los narcos más peligrosos y más buscados en Brasil y en la región.

El 13 de diciembre del 2017, la Senad, la Policía Federal de Brasil y la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos trabajaron en conjunto para lograr su captura.

Fue encontrado viviendo en una casa ubicada en la localidad de Arroyo Porã, distrito de Cambyretá, en el Departamento de Itapúa.

En el 2007, Piñeiro se escapó de una cárcel de Brasil y desde entonces aparentemente trasladó su banda al Paraguay.

El hombre a quien tenían planeado rescatar de la Agrupación Especializada, se dedica al tráfico de drogas y armas, operaba desde las cárceles de Río de Janeiro y tiene montado su imperio delictivo en las favelas de Brasil.

En nuestro país, Piñeiro también dirigía bandas de asaltantes de vehículos.

Dejá tu comentario