Extra
Destacados

Actualidad

Arrom y Martí ya no son refugiados políticos

El Comité Nacional de Refugiados del Brasil (Conare) resolvió hoy revocar el asilo político a Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán, acusados de secuestro. Marito dio el anuncio en sus redes sociales.

Con 6 votos a favor de levantar el estatus y una abstención, el Comité Nacional de Refugiados del Brasil (Conare) resolvió hoy revocar el asilo político a Juan Arrom, Anuncio Martí y Víctor Colmán, todos acusados de secuestro.

La información la dio a conocer el propio Marito Abdo, quien en su cuenta de twitter se pronunció al respecto.

“Celebramos la decisión del CONARE que ha dictaminado hoy la revocación de estatus de refugiados de Arrom y Martí. El Paraguay vuelve a apuntar otra victoria histórica”, señala el mensaje divulgado en la mencionada red social por el presidente paraguayo.

Embed

Arrom, Martí y Colmán están imputados por la justicia paraguaya por el secuestro de María Edith Bordón de Debernardi.

Los exmilitantes del desaparecido Partido Patria Libre fueron al Brasil en agosto del 2003 faltando un día para el juicio oral por el sonado caso, alegando que eran perseguidos políticos y que no tenían garantías para el debido proceso.

Este segundo revés se da luego de que Arrom y Martí demandaran al Estado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por los supuestos hechos de tortura y retención ilegal.

Ambos solicitaron un resarcimiento económico de 50 millones de dólares cada uno, además de 23 millones de dólares para sus respectivas familias.

La Corte falló a favor de Paraguay y finalmente rechazaron el pedido de indemnización.

Pedirán extradición

Según fuentes cercanas el presidente, el Gobierno Nacional pedirá de inmediato la extradición de los tres involucrados, para lo que la Cancillería Nacional, la Embajada paraguaya en Brasil, la Procuraduría y la Fiscalía General del Estado ya han estado trabajando con las respectivas documentaciones y de esta manera cumplir con las formalidades propias del proceso.

Dejá tu comentario