Actualidad

"Anive eñembogallito", fue el mensaje a un estanciero

Robaron su establecimiento por meterse con "kuña ajeno". Llevaron un arma y otras pertenencias.

Cuando el sol se iba escondiendo en la tarde del miércoles pasado, tres hombres vestidos completamente de negro invadieron un establecimiento rural situado en la colonia San Isidro Labrador de Amambay.

Con rifles y fusiles tomaron de rehenes al capataz de la estancia Graciano Sánchez y a su esposa Tomasa Quintana.

Los desconocidos pidieron hablar con el propietario, Óscar Rodríguez, pero él no estaba en ese momento. “Pedían plata y armas, estaban enojados con el propietario”, declaró a EXTRA el comisario Víctor Ramírez, jefe de Orden y Seguridad en Amambay.

Al no encontrar al dueño, le dejaron un mensaje. “Anive la ou eñembogallito ore zona ha opena chica ajénore (Que no venga más a hacerse el gallito en nuestra zona y buscar mujer ajena)”, le dejaron dicho, contó el uniformado.

Dueño negó

“El dueño niega esa situación pero, según las averiguaciones que hicimos ahí, la gente dijo que es más o menos así”, acotó Ramírez.

Posteriormente, los visitantes imprevistos metieron al matrimonio a una de las piezas y empezaron a juntar varias pertenencias para llevar.

Agarraron un arma de fuego tipo revólver calibre 38, dos compresores para tanque de agua, dos desmalezadoras, televisor y utensilios y salieron del lugar.

“En el monte encontramos los compresores. Llegaron (los autores) hasta 300 metros pero como es pesado, dejaron”, detalló el agente.

Pero la policía se enteró recién hoy del hecho, cuando los trabajadores pudieron salir e ir a denunciar el hecho en la Subcomisaría Séptima local.

Temas

Dejá tu comentario