17 jul. 2024

Alumnos intoxicados tras ser obligados a tomar leche

Denuncian a una directora de escuela que forzó a los niños. Padres fueron a revisar el basurero y pillaron que estaba cortada.

20240703-003materialA,ph01_10344_54122765.jpg

En estas condiciones estaban los cartones de leche en la escuela. Padres se manifestaron.

Gentileza

Ocho alumnos del sexto grado terminaron en el hospital, tras ser obligados por la directora a tomar una leche que aparentemente estaba cortada.

Una mamá explicó que todo se dio después del recreo. El pasado 24 de junio, Angelina Argüello Jara, directora de la “Escuela Básica N° 3651 Sagrado Corazón de Jesús”, de Fernando de la Mora, estaba a cargo de los alumnos, porque la profe se jubiló y la coordinadora estaba con otras diligencias.

Después de comer de la cantina en el receso, Argüello les dijo que iban a beber la leche, pero la mayoría de los niños se opusieron.

Una de las compañeras justificó que recién había tomado gaseosa, pero la directora le respondió: “yo no te pregunté, ahora vas a tomar”. En esa ya le apretó el vaso por la boca y supuestamente le obligó a beber.

“Mi nene por el miedo agarró y tomó, él no toma leche pura, solamente acompañado y eso le hizo mal a él”, contó A.L.I., mamá del menor de edad.

Su hijo fue directo al baño, tras volver de la escuela. Le contó a su mamá que la directora les obligó, ella al principio no creyó esta versión, pero otra madre le preguntó si su niño llegó con el mismo síntoma.

La señora llevó a su peque de 11 años al Hospital de Villa Elisa, donde le hicieron un “lavado de estómago”, debido a la intoxicación que había sufrido.

“Él estaba pálido y estaba a punto de desvanecerse”, manifestó la mamá.

La señora realizó una denuncia en la Comisaría 11ª Central, de Arroyo Seco, contra la directora.

Los alumnos del 6° grado ahora van a la escuela con la condición de que la directora no esté a cargo de ellos.

Están preocupados porque la directora vino de otras instituciones con antecedentes de maltrato.

Mal estado

“Esa noche cuando estábamos en el hospital, unos padres se fueron a rebuscarse en el basurero de la escuela y encontraron cartones de leche cortadas. Los 17 niños (alumnos) dieron la versión que la leche tenía sabor extraño y era espesa”, contó una madre.

Los padres se reunieron ayer con la directora para pedir una explicación.

La docente aseguró que fue internada y con reposo de 4 días, tras el guyryry por la intoxicación de los alumnos y prometió dar un informe el mañana sobre la situación.