Extra

Actualidad

11 curiosidades que (tal vez) no sabías de Humberto Rubín

Embed
nanduti

Así se lo veía hoy a Humberto en su cumpleaños número 82 (Foto: radio Ñandutí). Compartimos algunas curiosidades que quizás no conocías de él:

1-Su nombre completo es Humberto León Rubín Schwartzman, nació en Pilar (Ñeembucú) el 10 de mayo de 1935. Se casó dos veces, la primera con Ana Ortiz, con quien tuvo tres hijos y luego con Gloria Beatriz Godoy Montórfano, más conocida como Gloria Rubín, con quien tuvo 4 retoños.

2- Al igual que él, sus cuatro hijos varones tienen las iniciales HL: Héctor Luis, Hermes Leonardo (Leo), Hernán Lautaro (Palo) y Hugo Leandro.

3-Comenzó en radio a los 15 años, con programas deportivos y desde entonces no paró; también hizo teatro para varias obras como “El Conejo es una mujer”, “La tía de Carlos”, etc.

4- Aparte de representar a galanes del teatro, llegó a hacer el personaje del vaquero “Tom Mix”, un comic famoso de la época, con el que conquistó a los niños en Uruguay.

5-Fue detenido varias veces; además, Stroessner le prohibió salir del país, no permitió que apareciera en la campaña de Teletón, le prohibió entrevistar a Roa Basto y a Laino, etc.

6- Humberto también es autor de la letra de varias canciones como “Vos y yo seremos todo”, con música de Alberto de Luque, que obtuvo cuarto lugar en la OTI a nivel internacional.

7- Uno de los cuestionamientos más frecuentes a Rubín fue el hecho de que Stroessner haya asistido a la inauguración de la radio. A lo que Humberto ha respondido: “Stroessner inauguró, pero también lo cerró”.

8- Es daltónico. Por eso se quejó mucho cuando llegaron los semáforos horizontales, dado que con los vertiales le resultaba fácil deducir los colores.

9- Pese a tener una gran memoria, es también un gran distraído. Se cuenta que en una ocasión, al saludar a Ricardo Canese y su esposa, le pasó la mano a la señora y le dio dos besos al ingeniero.

10- Es recontra fanático del club Guaraní, del cual fue dirigente en la década de los 60.

11- Una de las recomendaciones a sus cronistas era: "No me entren si no tienen un ¡Oh", queriendo decir con ello que valoricen el tiempo y no salgan al aire para pilotear.