Lula Cano

Asunción: capital de moho y orina

Caminar sola por las calles de Asunción solo transmite temor. ¿Sentarte a esperar a alguien en una plaza? ¡Olvidate! Te convierte en regalito para los asaltantes.