Mundo

Usó 60.000 dólares de donación para "tratamiento del cáncer" en apuestas y viajes

La mujer publicó una foto postrada en cama en una plataforma, buscando que la gente de apiade de ella.

Muy parecida a la trama de la serie "Mitomanía" de Netflix, donde la principal personaje, Elvira, finge tener cáncer para ganar la atención de su ingrata familia, una mujer inglesa se puso en aprietos por simular ser portadora de esta terrible enfermedad.

En su caso, Nicole Elkabbass, de 42 años, fue mucho más allá de necesitar la atención de los suyos y aprovechó el sentido de caridad de la gente, para pegarse una vida de lujos, con el dinero que le depositaron caritativamente. Entre sus gastos figuraban juegos de azar online, el pago de deudas, viajes y entradas exclusivas para asistir a partidos del equipo Tottenham Hotspur.

El fiscal del caso, Ben Irwin, la acusó de "posesión de propiedad criminal", luego que fuera denunciada por usuarios de la plataforma GoFundMe, a la que se unió supuestamente con la intención de financiar los tratamientos de un cáncer de ovarios que la afectaba.

No estaba enferma

En un informe del caso, Irwin detalló que a la mujer nunca se le diagnosticó realmente con cáncer de ovarios y que en el detalle de sus gastos no se incluía nada que fuera parte del tratamiento. La mujer acumuló en beneficencia más de 59 mil dólares entre el 5 de febrero y el 2 de agosto de 2018 y ahora enfrentará juicio oral por los cargos.

En la publicación que hizo para pedir ayuda, Elkabbass colgó una foto donde se la ve en una cama de hospital con un semblante agotado. El fiscal dijo que esa imagen fue sacada en diciembre de 2017 cuando la mujer había sido operada de la vesícula.

La Fiscalía presentará en juicio los testimonios de varias personas que donaron a la campaña de Nicole, convencidos por su historia, pero que finalmente fueron engañados por la mujer. Entre ellas figura una mujer que le transfirió 4.900 libras esterlinas a su cuenta bancaria, y otro “buen samaritano” que le donó 5,900 libras esterlinas y se las entregó en propias manos.

Dejá tu comentario