Mundo

"Hubiera preferido que a mí me dieran todos esos golpes"

Desgarrador testimonio de la mamá de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado por diez rugbiers, relató cómo vivió la noche en que se enteró que mataron a su único hijo.

En una entrevista para el programa “Crónicas de la tarde” del canal argentino, El Trece, habló Graciela Sosa, mamá de Fernando, el chico asesinado a golpes por los rugbiers el pasado 18 de enero en Villa Gesell, y dijo que le arruinaron la vida.

Eran poco mas de las 06:00 del miércoles, cuando el celular de Graciela sonó. Atendió, pero como no tenía puestos los anteojos, no sabía quién era, por lo que preguntó ¿quién habla?, ¿quién habla?.

Del otro lado, la voz desconocida le avisó que a su hijo lo habían llevado al hospital, antes de que pudiera reaccionar, le dieron un número para que se comunicara y colgaron. En ese momento, la señora se sentó en la cama y empezó a temblar.

Poco después, recibe otra llamada, era el amigo de Fernando, quien no supo decirle nada de su hijo, pues él estaba demorado en la comisaría. La preocupación se apoderó de Graciela, quien llamó a Julieta, la novia de Fernando. Su voz entrecortada en el teléfono lo decía todo. Pero aún así la mujer se permitió dudar. Hasta que volvió a sonar el teléfono, pero esa vez atendió su marido.

“Yo le pasé el teléfono a mi marido cuando dijo que era el comisario. Escuché que le respondía 'sí, sí, sí'. Colgó y le pregunté qué pasó. No le salían las palabras y después de mucho me dijo: ‘Fernando está muerto’.

La señora no podía creer y comenzó a golpear a su esposo, gritando "¡Mentira! ¡No es verdad!, mi bebé no puede estar muerto". Salieron camino a Villa Gesell, con la esperanza de que capaz se habrían confundido y no era su hijo el fallecido, pero en la comisaría les entregaron la cédula de identidad de Fernando.

“Fue, es y será el día mas triste de mi vida. Tenía ganas de abrazarlo pero no podía: estaba muy deteriorado por todo los golpes que le dieron. Hubiera preferido que a mí me dieran todos esos golpes para que él se salvara. Me arruinaron la vida”, sostuvo entre lágrimas la señora que admitió que debe de tomar pastillas para poder dormir.

Papa Francisco llamó a los padres de Fernando

Graciela Sosa confirmó que el papa Francisco les llamó desde el Vaticano.

“Yo por lo general me levanto tarde porque tomo una pastilla para que se me pase más rápido esta tristeza. El día se me hace largo. Y a las 11 del domingo sonó el teléfono de mi marido y atendió. Salía medio entrecortada. Y le dijo que era el Papa. Fue un día muy bendecido para nosotros. Nos emocionamos mucho”, contó la mujer, según el diario Clarín, de Argentina.

En la conversación, el Sumo Pontífice les reveló cómo consiguió su celular: “Fue a través del colegio Marianista”, donde estudió Fernando Báez Sosa. Finalmente, agradeció a la gente que asistió a la misa por el descanso de su hijo.

Embed

Dejá tu comentario