Mundo

Fieles esperan frente a funeraria que resucite su pastor

El religioso les dijo a sus fieles antes de morir por COVID-19 que resucitaría al tercer día, pero ya pasó el tiempo y sus seguidores no pudieron ver el milagro.

Desde el viernes pasado, las 24 horas del día hasta hoy, los fieles de una iglesia evangélica del estado de Goiás de Brasil, estuvieron frente a una funeraria esperando que su pastor vuelva a la vida, así como les prometió antes de morir. Pese a que sus palabras ya no se cumplieron en su totalidad, debido a que dijo que resucitaría a los 3 días, los creyentes aseguraron que se cumpliría el milagro, pero no fue así.

Huber Carlos Rodrigues, el pastor evangélico dijo antes de morir por COVID-19 a sus seguidores que solo pasarían 3 días de su muerte para que regrese a la vida y se cumple el gran milagro, incluso aseguró en el 2008 que despertaría puntualmente a las 23:30, hecho que jamás ocurrió.

La declaración del pastor fue firmada por dos testigos en ese momento. Después de la muerte, el cuerpo del pastor se mantuvo en un lugar refrigerado en la funeraria. Se respetó el plazo de tres días a petición de la familia.

El llamativo caso causa furor en el vecino país y las autoridades sanitarias pidieron enterrar el cuerpo, ya que murió por la contagiosa enfermedad el viernes pasado. No obstante, la familia de fallecido y sus fieles se negaron, alegando que en cualquier momento puede despertar de nuevo. Hoy lo enterraron.

"Como cristiano, creía que podía suceder un milagro. Vivimos y aprendemos todos los días. En la Biblia, está escrito que es posible", comentó al diario brasileño O Globo José Dourado, gerente de la funeraria donde permanece el religioso.

Dejá tu comentario