Familia

Los estados de salud descuidados en mujeres

Dan algunos consejos de las medidas a adoptar. Enfermedad cardiovascular, menopausia y climaterio.

La mujer de la actualidad, dentro de sus múltiples facetas en la sociedad y en el trajín diario, en ocasiones pospone o hace caso omiso a la atención de su salud.

Son amplios los temas de salud en la población femenina, pero hoy el Ministerio de Salud aborda sobre el aspecto cardiovascular, menopausia y climaterio, que son muy descuidados por las mujeres, y para recordar la importancia del cuidado en estos puntos y de la prevención, adquiriendo hábitos de vida saludable y transmitiéndolo al entorno.

1-Salud cardiovascular: no hay una vacuna que proteja al corazón, el cuidado preventivo es el mejor camino.

Piden controlar la presión e ir a las consultas

Factores de riesgo cardiovasculares: descuidar el corazón favorece al incremento de presión arterial (hipertensión), diabetes, dislipidemia (colesterol alto), que producen un impacto desfavorable a la salud. Contribuyen a la aparición de estos factores: la mala alimentación, la ingesta excesiva de sal, el sedentarismo, tabaquismo y el alto consumo de bebidas alcohólicas.

2-Menopausia y climaterio: la menopausia es el cese de la ovulación y la menstruación. Para ratificar que se trata efectivamente de la menopausia, debe transcurrir un año de ausencia del periodo desde la última fecha en que la mujer menstruó. Por climaterio se entiende que son los síntomas que acompañan al cese de la ovulación y la menstruación, es cuando la mujer pasa de la vida reproductiva a la no reproductiva, un periodo de cambios antes, durante y después de la menopausia, donde se experimentan alteraciones de humor, oleadas de calor, crisis, cuadros depresivos y alteraciones en la sexualidad. El climaterio puede darse entre los 40 y 45 años, incluso a los 55 años y más, y tiene una duración de 10 años; mientas que la menopausia puede darse en la mitad del tiempo del climaterio.

Medidas a adoptar

Desde el Ministerio de Salud instan a las mujeres a:

  1. Controlar la presión arterial, por lo menos una vez al mes, en caso de no contar con antecedentes familiares de hipertensión y obesidad.
  2. Alimentación sana y equilibrada. Evitar exceso de sal. Realizar actividades físicas.
  3. Controlar el nivel de azúcar en sangre, estrés, nivel de colesterol y presión arterial.
  4. Comprobar índice de masa corporal (IMC).
  5. Acudir a las consultas ginecológicas.
  6. Mantener una adecuada higiene.

Dejá tu comentario