Familia

¿Cómo lidiar con el chisme?: psicólogo sugiere terapia

El licenciado Daniel Cabrera sostiene que los cuenteros son, en muchos casos, personas que están sufriendo algún problema emocional.

La persona chismosa puede ser cualquier persona que busca atraer, llamar la atención, divulgando lo que sabe y lo que no, inventando versiones.

Con esto lo que más hacen es hablar de sus propias limitaciones como personas: envidia, desdicha, inseguridades y baja autoestima.

En muchos casos, son personas que podrían sufrir algún problema emocional.

Normalmente, las personas más chismosas son aquellas quienes no sienten que se le ha dado su lugar o espacio y atención en sus grupos de referencia o círculo social, por lo que buscan paliar este sentimiento de inferioridad y frustración con un “auditorio” que le haga caso.

Se sienten importantes porque creen saber todo. Son personas tóxicas y no pueden dimensionar o considerar lo peligroso que puede resultar un invento o una mentira.

Una persona con este problema debe tratarse y recibir acompañamiento psicológico, aunque dicho proceso sea dependiendo de los rasgos y las características de cada persona.

Otra forma de poder ayudarles es rechazar ser receptores de estas “informaciones”. Es un poco más complicado si se trata de familiares o amigos cercanos, pero si no, alejate de alguien así.

Recordá: el chisme causa disturbios, peleas y daña considerablemente a las personas.

Dejá tu comentario