Fama

Tiene encuentros muy ARDIENTES con Fabbro

Lari no puede ir junto a su novio preso por violación. Las videollamadas desde la cárcel son cada 12 días.

“No uso lencería porque te hace perder tiempo”, dijo Larissa Riquelme en una entrevista que le hizo Mili Brítez. En la nota contó que los 14 de febrero ya no son los mismos para ella, teniendo en cuenta que su novio Jony Fabbro está cumpliendo una condena de 14 años de cárcel por abuso sexual, donde la víctima fue su ahijada.

Pero el expelotero se las ingenia para seguir mimando a la Novia del Mundial y para que se sienta consentida dentro de todo el dolor de cabeza que pasaron en este proceso. Riquelme contó que hace unos días recibió un ramo de flores en complicidad con un amigo de su churro y que para ella estos detalles son muy especiales.

Es estricto

Dentro de la cárcel Marcos Paz, de Buenos Aires (Argentina), tienen normas muy estrictas para los familiares que desean contactar con los presos.

En este sentido, ella mencionó que puede comunicarse todos los días por llamada normal con él luego de las 14:00 porque por las mañanas tienen ocupaciones, como trabajar en la panadería y otras actividades.

14a20210212-014,ph02_20471~001_25043495.jpg
Larissa puede hacerle videollamada a Fabbro cada 12 días por 15 minutos.
Larissa puede hacerle videollamada a Fabbro cada 12 días por 15 minutos.

Se ponen juguetones

Pero cada 12 días pueden hacer una videollamada que dura 15 minutos. La exjurado del Baila dijo entre risas que rápidamente le da la posibilidad a su familia para saludar porque luego tienen una conversación más intima en donde ella le muestra cómo sigue la habitación.

Mili le preguntó si usa algunos juguetitos en ese momento de mimarlo desde la distancia a su amor, a lo que ella respondió de manera jocosa: “No, no hace falta. Estamos como los asfaltos, destrozando todo”.

Dejá tu comentario