Fama

Pame amenaza con "cobrar" a Wolscham

No olvida que Gaby se metió con su exmarido años atrás. Boxeadora trató de "katinguda" a la rubia y recordó cuando le rompió la nariz.

¡Esposíblena! Al parecer la mala onda entre Pamela Vill y Gaby Wolscham no va a terminar nunca, según contó en su momento la boxeadora. La escandalosa rubia se había metido con su marido hace nueve años atrás y ahora, con toda la polémica que tiene con Paulo Da Silva, volvió a renacer esta rivalidad.

Vill dejó un mensaje debajo de la foto de Wolscham en donde se la ve mimándose con su novio y puso: “POBRE CORNUDO ¿qué pico hace con la katinguda? Pobre Andy”.

Tiene rencor

En conversación con EXTRA, la morena dejó en claro que jamás la perdonará, porque nadie tiene derecho a destruir una familia y peor cuando hay criaturas de por medio.

“Mejor me callo. Dije eso porque la nena es muy guapa (doble sentido)”, comenzó diciendo. Al ser consultada si es verdad que Andy, novio de Wolscham, la utiliza como pantalla para aparentar en las redes sociales, esta respondió: “Si yo tuviese que elegir pantalla, no la elegiría a ella. Guácala”, refiriéndose a la mala reputación que actualmente tiene la modelo por el lío con el jugador Da Silva.

2e128859-c323-4781-bf45-38eba36aa333.jpg
Gabriela Wolscham no responde a los ataques.
Gabriela Wolscham no responde a los ataques.

Está enfurecida

Pame sorprendió al decir “la detesto” al ser interrogada si no pasaron ya muchos años para que siga guardando rencor.

Eso no es todo, lanzó una frase que podría ser tomada como una amenaza: “Ya me las voy a cobrar bien. No quedé satisfecha aquella vez que le rompí la nariz”.

El comentario podría ser tomado como una advertencia, pero la entrevistada argumentó que ella no es una mujer violenta y explicó lo que quiso decir. “La vida misma se va a encargar de ella. Por el momento ya se le cayó la careta”.

En su posteo también usó una palabra muy llamativa, “katinguda”. Según dijo, la cuerona goza de esta fama desde hace un tiempo: “Una vez la llamaron así, seguramente fue porque la olieron”.

Por lo que podemos notar, la atleta no quiere sentarse a hablar con Wolscham y hacer las paces. “Es que yo no tengo nada que solucionar con esta tipa”, finalizó diciendo.

Dejá tu comentario