Extra

Fama

MISIÓN CUMPLIDA Rojas Doria se retira como un grande

Dice adiós al teatro debido a su avanzada edad y a problemas de salud. Luego de más de 60 años de trayectoria deja las tablas con una última obra.

Un icono del teatro popular paraguayo se retira como un grande, don Rafael Rojas Doria se jubila de la actuación a los 87 años luego de más de 60 años de hacer teatro.

La decisión de retirarse se debe a su avanzada edad y al accidente cerebrovascular que sufrió en el 2017. “La edad no viene sola y este cuerpito lo siente”, manifestó don Rafa a EXTRA.

Decidió despedirse con una comedia musical escrita por él mismo “Aló Madame”, en dos únicas funciones los días sábado 15 y domingo 16 de septiembre, a las 20:30 en el Teatro Guaraní.

En los años 70 formó el dúo cómico Los Compadres, conocidos como Kure ha Kavara y durante 46 años, junto al difunto César Álvarez Blanco, hicieron reír a muchas generaciones, ”Anécdotas hay a montones, pero a César lo recuerdo como un gran compañero de trabajo”, recordó.

Rafael Rojas Doria

El compadre


César Álvarez Blanco, El compadre, fallecía un 20 de agosto del 2003, dejando un vacío enorme el la cultura popular y dejando sin su dupla a Don Rafael Rojas Doria. Luego de 15 años de su partida, aún don Rafa siente su ausencia “Por supuesto que lo extraño. César era un hombre vital que siempre nos saludaba sonriente y con un chiste. Sentí mucho su desaparición, creo que no habrá otro César Álvarez Blanco así como no hubo otro Arsenio Erico”, manifestó en una entrevista a ÚH.

Al ser consultado por cómo ve el futuro del teatro popular paraguayo y las nuevas generaciones de actores, don Rafa destacó la labor de Gustavo Cabaña y los talentos emergentes “El teatro popular no puede morir porque el paraguayo nace artista y hay muchos valores que están surgiendo como Gustavo Cabaña, Paletita Romero y otros muy buenos. Me gustan, hay grandes valores”, resaltó.

Más de 100 obras

Como es un emblema del teatro nacional, don Rafa ha pasado por cientos de obras, no recuerda exactamente cuantas, pero él estima que realizó alrededor de 100, aunque hay algunas obras que lo marcaron, “Plata Yvyguy rekávo sin dudas, y la película La Burrerita de Ypacarai (1962), con Luis Alberto del Paraná quien fue mi amigo de infancia”, comentó.

También participó en la película La sangre y la semilla de 1959, dirigida por Alberto Du Bois, con guión de Mario Halley Mora y Augusto Roa Bastos y en El trueno entre las hojas en 1958, dirigida por Armando Bó y guionada por Augusto Roa Bastos, donde compartió reparto con la hermosa Isabel Sarli.

A lo largo de su trayectoria ha recibido numerosos reconocimientos y homenajes, en 1977 y 1979 causaron furor en New York, tanto, que Los compadres fueron declarados Hijos Dilectos de esa gran ciudad norteamericana.

Homenaje al Rojo Vivo

Homenaje en Leal

Este año recibió un merecido homenaje al ser invitado a participar del rodaje de la película “Leal”, buscaban un actor que encarnara al padre de Betty (Andrea Quattrocchi), pero querían a Don Rafael en el film, por lo que decidieron adaptar el guión y en lugar del padre, incluyeron al abuelo de la agente, “Me sentí tan bien por el buen trato de los productores y por la belleza y gentileza de Andrea Quattrocchi y los demás compañeros”, comentó.

Entre tantos reconocimientos obtenidos, tiene el de “Honor al Mérito” otorgado por a Municipalidad de Asunción, a través de la Dirección General del Centro Cultural de la Ciudad, por su invalorable servicio y aporte desinteresado a la cultura paraguaya en el género del teatro. También recibió el premio “Roque Centurión Miranda” otorgado por el Ministerio de Educación y Cultura, por mencionar algunos.

Sin dudas, don Rafael Rojas Doria es uno de los últimos capos cómicos de nuestro país y ha marcado los estándares del teatro popular nacional y formado a cientos de actores que hoy tienen en sus manos el compromiso de continuar con su legado.

Dejá tu comentario