Fama

¡Isidro Pitta, el Conor McGregor paraguayo!

Fue tendencia en Twitter por copiar el festejo del ídolo de las artes marciales. El jugador contó que su luqueado es gracias a la cuarentena porque no se pudo peluquear ni barbear.

¡Hoita el Vikingo! Así es como apodaron a Isidro Pitta, el delantero revelación del Sportivo Luqueño.

El pelotero de 20 años llamó la atención por los dos goles que le marcó a Olimpia en el reinicio del torneo Apertura de la APF y también por su peculiar festejo, al estilo del famoso luchador de artes marciales mixtas Conor McGregor.

En contacto con EXTRA, Isidro contó cómo surgió el llamativo festejo luego de que su kinesiólogo notara su parecido con el luchador irlandés. “Justamente estuvimos mirando algunos festejos y me gustó mucho el tipo cómo es, es canchero el tipo y me gustó su festejo”, comentó.

Le dicen vikingo

Su festejo ante Olimpia se volvió viral y ahora todos ya le dicen el “McGregor paraguayo”, pero no es su único apodo, también le dicen “Vikingo”, por su cabellera y barba pelirroja, semejante a estos antiguos guerreros.

Mencionó que su look fue producto de los largos meses en aislamiento y la falta de una buena peluqueada.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Contento de volver ⚽️

Una publicación compartida de Isidro Pitta (@isidro_pitta09) el

“Durante la cuarentena dejé de cortarme el pelo y la barba porque estaban cerradas las barberías y cuando me fui a peluquearme mi peluquero me dijo que me quedaría bien y que me quedé con este peinado”, señaló.

Detrás de la barba y la cabellera existe una historia de sacrificio, ya que esta joven promesa del fútbol nacional debió pasar por muchas cosas antes de llegar a Primera División.

Tras sus sueños

A los 6 años comenzó a practicar fútbol en la escuela “Doctor Juan Carlos García” de la ciudad de Tobatí, hasta que a los 13 años pasó a las inferiores de Cerro Porteño, esto lo obligó a tener que viajar hasta Ypané todos los días.

20200731-010 s,ph02_26779_21327108.jpg
Isidro Pitta imitó el festejo del irlandés Conor McGregor, el luchador y campeón de UFC, que al entrar al octágono simula la forma de caminar de los duendes irlandeses, caminata que se convirtió en su marca personal y ahora el pelotero de Luqueño la adoptó y se volvió sensación en las redes sociales, ganándose el apodo de
Isidro Pitta imitó el festejo del irlandés Conor McGregor, el luchador y campeón de UFC, que al entrar al octágono simula la forma de caminar de los duendes irlandeses, caminata que se convirtió en su marca personal y ahora el pelotero de Luqueño la adoptó y se volvió sensación en las redes sociales, ganándose el apodo de "McGregor paraguayo".

“Lo que más marcó fue viajar todos los días de Tobatí a Ypané, me subía a las 4 de la mañana al colectivo en Tobatí y venía hasta San Lorenzo y ahí tomaba otro colectivo que me llevaba hasta Thompson, eso hice todos los días durante 4 años, con lluvia, tormenta todo”, reveló.

La recompensa

Gracias a su perseverancia y sacrificio, a los 18 años viajó a Portugal, donde estuvo 8 meses practicando.

De vuelta en nuestro país debutó en Deportivo Santaní y actualmente juega para el Sportivo Luqueño, pero al comienzo no fue fácil. “Era un poco complicado al principio el tema económico, pero después uno mejora, ahora no es que estoy muy bien, pero estoy salvando”, dijo el pelotero.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Trabajo, sacrificio, vamos equipo @spluquenoficial FÉ ❤️

Una publi

Ver esta publicación en Instagram

Trabajo, sacrificio, vamos equipo @spluquenoficial FÉ ❤️

Una publicación compartida de Isidro Pitta (@isidro_pitta09) el

cación compartida de Isidro Pitta (@isidro_pitta09) el

Pitta dijo que todo se lo debe a sus padres que siempre lo apoyaron y hasta fabricaron para su pasaje cuando necesitaba: “Yo les debo muchísimo a mis padres”.

Mucho sacrificio

Para el McGregor paraguayo estar en Primera División del fútbol paraguayo no fue cosa de suerte nada más, sino fruto de su sacrificio. “Al empezar lo que necesitás es que alguien te dé un voto de confianza, una vez que tenés esa oportunidad ya depende de uno mismo aprovechar o no”, dijo y aconsejó a los jovencitos que están en los semilleros: “Sin sacrificio no hay recompensa, y le digo a los jóvenes que sigan esforzándose, que sigan sacrificándose por sus sueños que en cualquier momento se les dará la oportunidad”.

Dejá tu comentario