Fama

Cimarro, por la Virgen de Caacupé: "Quedé enamorado de ella"

El reconocido actor cubano y jurado del Baila Conmigo Paraguay, Mario Cimarro, contó que en la Basílica de la Villa Serrana bendijeron sus anillos de compromiso.

Por Nachi Ayala.

Una melodía perfecta se imponía cerca de la medianoche: la amena serenata hacía vibrar a todo el pueblo paraguayo. Miles de compatriotas se postraban ante la Virgencita de Caacupé.

A pasos cortos y bastante emocionado, un hombre de larga cabellera caminaba con la mirada fija en la majestuosa Basílica. De su mano, llevaba a la mujer a quien escogió para su compañera de vida. Una multitud gritaba su nombre, mientras otros se preguntaban: “¿Quién es ese hombre?”.

Como un devoto más, el reconocido actor cubano Mario Cimarro se codeaba feliz con los feligreses. El jurado del Baila Conmigo Paraguay lucía una elegante chaqueta y bella sonrisa.

Las doñas le decían “Juan Reyes”, recordando a aquel seductor caballero de “Pasión de Gavilanes”, telenovela que marcó la época. Unas chicas frasearon parte de aquella canción “Mírame, yo soy la otra”, mientras Bronislava Gregušová, su prometida, solo sonreía.

WhatsApp Image 2019-12-08 at 16.19.35.jpeg

Mario no iba acompañado de los hermanos Reyes, sin embargo, hizo hermandad con los paraguayos en la Villa Serrana. ¡Juan, Mario, Mario o Juan...la ficción y lo real pasaban a segundo plano!

Puntualmente a las 00:00, Cimarro abrazó a su futura esposa y juntos disfrutaron de los fuegos artificiales y la emotiva serenata. La pareja no pudo evitar derramar unas lágrimas, conmovida por tamaña devoción del Paraguay a los pies de la Virgen.

WhatsApp Image 2019-12-08 at 16.21.34 (1).jpeg

EXTRA habló con el artista, quien contó lo que este acontecimiento significó para su vida.

“Estoy muy contento, emocionado, me siento bendecido de estar aquí con mi familia celebrando el cumpleaños más importante del año, más importante del Paraguay y yo creo que el más importante de la región, el cumpleaños de la Virgencita azul de Caacupé”, dijo.

Para el jurado del reality de Telefuturo, la fe es el motor que mueve a todo ser humano.

“Es verdaderamente conmovedor, me da mucho gusto que el paraguayo tenga tanta fe porque un hombre y una mujer sin fe no son nada. La fe lo es todo, el ser humano puede estar enfermo, puede quedarse sin dinero, puede quedar solo, pero no puede quedarse sin fe. Yo soy católico de niño y no me acuesto sin orar y sin pedirle a mi fe que me encamine y que todo salga bien”, expresó.

País luchador

Cimarro recordó a nuestro país de antaño, al que calificó de luchador. “El Paraguay sufrió mucho en su historia, esa fe que tiene, ese orgullo que siente lo hizo sobrevivir y pelear por su soberanía”, opinó.

Mientras que lanzaba uno que otro beso a sus fans, seguía contanto sobre su cariño hacia la Virgencita, de quien ya se declaró fiel.

¡ESCUCHÁ TODA LA ENTREVISTA!

“Dios puso a Paraguay en nuestro corazón y en este momento de mi vida para que nosotros nos comprometamos acá y comencemos nuestra vida en pareja acá; hace unos meses vinimos a la Basílica a bendecir los anillos de compromiso y a bendecir nuestra familia, fue muy lindo, yo me quedé enamorado de ella (Virgen de Caacupé)”, añadió.

Mario saliendo de la Basílica

Con la voz entrecortada, dijo sentirse como en casa y eternamente agradecido por tan hermoso momento. “Me siento uno más porque me siento arropado por este cariño, por esta energía y sobre todo bendecido y privilegiado de estar aquí con mi mujer. Este lugar es grandioso, pero queda pequeño ante tanta fe”, concluyó.

Dejá tu comentario