Extra

Fama

"Antes me pesaba y me volvía una esclava"

La periodista de espectáculos sorprende a sus seguidores con su cambio físico.

¡Impresionante! Una de las mujeres de la televisión que dejó a todos con la boca abierta es la panelista del programa Teleshow, Carmiña Masi, quien desde hace unos meses viene llamando la atención de los televidentes con su descenso de peso.

La rubia de lengua filosa ya anda luciendo una envidiable cinturita. EXTRA contactó con ella para que cuente a nuestras lectoras cuál es el secreto para llegar al verano con tremenda figura y sin necesidad de tener que pasar por el quirófano. La comunicadora alegó que este cambio se debe principalmente a dos personas que la asesoran: el nutricionista Pablo Zena y su entrenadora Cynthia Zambrini.

Carmiña Masi luce una cinturita.
Carmiña Masi luce una cinturita.
Carmiña Masi luce una cinturita.

“¿Cuánto bajé? Desde el año pasado que comencé a entrenar fuerte, fuerte no lo sé, decidí no pesarme más porque antes cuando tenía más sobrepeso me pesaba y me pesaba, es como que me volvía una esclava a ese número, contaba las calorías que comía. Entonces decidí no pesarme más, como bien, hago ejercicios, si me entra la ropa estoy bien y si no me entra ya sé que estoy un poco gordita. Desde el año pasado que me pongo las pilas porque encontré un entrenamiento que me gusta que es el funcional, encontré una profesora genial que hizo que me guste el gimnasio porque yo siempre odié entrenar, nunca encontraba algo que me guste. Además hice un grupo genial de amigos. También hago clases de baile en la academia del profesor Luis Calderini", dijo la periodista.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

“Todo sea por tomar cerveza”. Funcional @sgtraining_py (Club Alemán) ♀️ prof @cynthiazambrini Outfit adidas @doralsapy a huevo!

Una publicación compartida por Carmiña Masi (@carmimasi) el

Pero Masi no se priva de nada, cuando le da ganas de comer una rica pizza lo hace, pero al día siguiente entrena el doble para quemar las calorías. "No sé si decirte que son felices las gorditas porque yo tuve mi etapa de gorda feliz y mi etapa de gorda amargada. Hoy por hoy me siento bien con mi cuerpo, pero cuesta más mantenerse cuando pasas los 30", señaló.

Dejá tu comentario