23 feb. 2024

Raptada por mujer celosa: “Pensé que me iban a matar”

Encontró mensajes que el novio le enviaba a la chica y la persiguió. Ocurrió en Presidente Franco, Alto Paraná.

image (59) (1).jpg

La atacante le amenazó con que si contaba lo que pasó, regresaría por ella para matarla.

Samira Fernández (20) salió de su casa para ir a entrenar en el gimnasio, pero a unas pocas cuadras fue raptada por una mujer cegada por los celos.

Un auto que la estaba siguiendo frenó cerca de ella y el conductor, que tenía tapabocas, quepis y un arma de fuego en la mano, le dijo: “subite’”, pero ella le respondió “no, no me voy a subir”. En eso, el hombre le apuntó con el arma y le insistió “subite ahora o acá te mato”.

Asustada por lo que estaba pasando, Samira obedeció y al entrar al vehículo se encontró con tres mujeres encapuchadas, pero antes de que pudiera acomodarse bien, la ataron de manos y pies y le vendaron los ojos.

“Desde que me subí me comenzaron a pegar y pensé que me iban a matar. Escuchaba que querían comprar cuchillo o tijera de la farmacia, pero gracias a Dios no encontraron en ninguna de las tres farmacias que se quedaron”, relató.

El supuesto rapto ocurrió en el barrio María Auxiliadora de Presidente Franco y la dejaron a unos 11 km. “Me bajaron del auto cerca de un puente, me sacaron la venda y me pegaron, me chutaron por la cabeza, por todo mi cuerpo. Buscaron piedras para rematarme, pero no encontraron tampoco; tuve mucha suerte gracias a Dios y me dejaron ahí”, dijo.

La víctima comentó que las agresoras también se sacaron sus capuchas y ahí reconoció a Griselda García, con quien tuvo problemas hace como un mes por un hombre.

“Su pareja, de nombre Felipe, me buscaba antes a mí y ella es celosa, al parecer encontró los mensajes que me enviaba y comenzó a vigilarme”, sostuvo Samira, a a la par de aclarar que ella no tuvo nada que ver con el muchacho.

Orden de captura

Griselda comenzó a pegarle estando ella en el piso, dejándola inconsciente, según la denunciante. “Yo me desvanecí por unos minutos y cuando desperté me levanté y busqué refugio en la casa de una señora, que llamó a la Policía”, dijo.

Ocurrió el miércoles, a eso de las 15:50. Afortunadamente, la joven no tuvo golpes graves y tras la inspección regresó a su casa.

La fiscala Emilce Ovelar ordenó la captura de la supuesta agresora.