24 feb. 2024

Ofrecía laburo de niñera para abusar a jovencitas

A una le encerró tres días, hasta que ella logró escapar.

La oferta de G. 3 millones por cuidar a un niño parecía suficiente motivo para un largo viaje desde Paraguarí hasta Asunción.

La chica de 18 años tomó un colectivo y se fue hasta la Estación de Buses de Asunción (EBA) donde “el sobrino” de su futura patrona la iba a recibir.

Él tenía que guiarle hasta el departamentito, donde ella esperaría hasta que la doña fuera a buscarla, pero el primer día se excusó de tener un pariente enfermo y no apareció.

La noche del viernes 24 de marzo fue la primera vez que Miguel Ángel Espinoza abusó de ella.

Entrada la mañana, el hombre salió para tomar su turno como guardia de seguridad y dejó encerrada a la chica. Ella insistió a la tía para que la busque, pero le avisó que en tres días recién regresaría.

“Más de tres días le tuvo ahí. A la noche dormía y abusaba de ella”, relató a EXTRA el fiscal Hernán Galeano.

Así transcurrieron los días hasta que el lunes, finalmente ella escapó. “Llamó al número que supuestamente era de la tía y sonó en el teléfono del muchacho. Ahí se dio cuenta de que era todo mentira”, agregó.

La joven salió de la pieza y se perdió, como no conocía la zona. Avisó a un amigo que vive en San Lorenzo y le vino a buscar, la llevó a su casa y le convenció de denunciar.

Así operaba

La víctima llegó a la comisaría primera de San Lorenzo. Su denuncia pasó a la quince de Asunción jurisdicional a la EBA y de ahí informaron a la barrial 1 de la Fiscalía.

El caso tomó el fiscal Galeano a quien la joven entregó una captura de la publicación en Facebook que respondió para conseguir el supuesto laburo.

“Ponía su número de celular y ponían abajo su número las chicas o directamente contactaban con él, mayormente son chicas del interior”, detalló el abogado.

A través del perfil, lo rastrearon y en la siesta de ayer lo detuvieron en un hotel cerca de la ex Terminal. “Les llevaba ahí diciendo que su tía iba ir venir para contratarle, pero él tenía el chip de la supuesta tía”, indicó Galeano.

Mencionó que desde hace 4 meses vive en ese sitio. Los encargados dijeron que constantemente entraban y salían chicas.

Cobrar sí o sí

El fiscal comentó que varias chicas pudieron ser víctimas del hombre; algunas capaz tengan miedo de denunciar. “A veces les da mucha vergüenza, como a esta chica (la que denunció)”, expresó. Recomendó tener mucho cuidado ante las ofertas laborales en redes sociales. “Aprovecho para hacer un llamado a la ciudadanía que tome las precauciones antes de dar su número y venir hasta Asunción. La mayoría de las que le responden son jovencitas”, refirió.