Deportes

“Me hice el tatuaje porque Roque es un ejemplo de vida”

Embed

Fueron compañeros de equipo y hasta hace poco lucharon por un mismo objetivo, pero para Rodrigo Burgos, exvolante central del franjeado, Roque Santa Cruz significó mucho más. Tanto, que se tatuó el rostro del hijo mimado del Olimpia, en la pierna izquierda.

“Me hice este tatuaje porque Roque Santa Cruz es un ejemplo de vida para todos, gran persona y jugador. Me ayudó mucho en lo anímico, como mis demás compañeros”, señaló el futbolista, que quedará fuera del plantel decano cuando termine su préstamo, el próximo 1 de julio.

El “León” aseguró que el Babygol ya se enteró de que lo llevará en la piel. “Se puso muy contento”, sostuvo el futbolista en la 730 AM.

Embed

EL RESPONSABLE

El autor de la obra de arte, donde aparece el capitán de la O con el grito de gol, fue el tatuador Fredy Benítez, quien, en diálogo con EXTRA, señaló que es la primera vez que le hace el tatuaje del rostro de su compañero a un jugador. Aún así no le sorprendió la decisión de Burgos, pues venían planeando hacerlo debido al aprecio que le tiene Burgos a Roque.

El profesional explicó que faltan algunos detalles a su obra, como el número 41 y la firma de Roque, que no se pudieron completar por el dolor y por falta de tiempo. Es la segunda vez que el pelotero recurrió a los servicios del artista.

Luego de que la foto se hizo viral, varias personas comentaron en redes sociales que también les gustaría llevar la imagen del ídolo sobre su cuerpo.

En cuanto al equipo del cual pasará a formar parte Rodrigo, su futuro todavía es incierto. “En teoría debería presentarme en Talleres el 1 de julio, pero como tengo el problema judicial debo hablar con mi abogado. Si no se resuelve, tengo que ver un club en Paraguay”, dijo Burgos. El atleta procesado por violencia familiar indicó que el presidente de Capiatá se comunicó con él, pero el melenudo le aclaró que primero debe hablar con gente de Talleres de Córdoba.