Extra

Deportes

Junior Alonso, de arreglar motos a ser ídolo en el Celta de Vigo

El paraguayo disfruta en España, trabajando en lo que más le gusta.

Júnior Alonso es toda una sensación en Vigo, España. Llegó, se puso la camiseta del Celta y empezó un gran torneo, donde están solo por detrás de Barcelona y Real Madrid, a dos puntos.

“De pequeño, a los 7 u 8 años, empecé el fútbol de salón en mi barrio, hasta los 10 años. Después fui al fútbol de campo. Jugaba en el Cristóbal Colón (de Ñemby), que queda a 10 minutos de mi casa. Y dejé de entrenar. Me quedé trabajando hasta los 15 años con mi padre, que tenía un taller mecánico de motos”, contó.

El zaguero reveló que cuando llegó a las inferiores de Cerro Porteño se dio cuenta de que el fútbol podía ser una salvación económica para su familia. “Mi padre me decía que podía ser mi trabajo para toda la vida. Yo sabía que no era solamente jugar y hasta ahora ha sido así. Esto es un trabajo para mí”, acotó.

Alonso apuntó al lekaja como su principal ejemplo. “Tienes la posibilidad que muchos chicos no tienen, puedes trabajar dos horas al día y tienes que hacerlo bien. Eso va a ser un trabajo para toda la vida”, fue el consejo que tiene siempre presente de su padre.

El compatriota no solo terminó el colegio, sino que estudió un año la carrera de Ciencias del Deporte.

“Muchos no se dan cuenta, pero es cierto; yo estoy jugando al fútbol, hago lo que me gusta, nadie me obliga y aparte me pagan. Entonces hay que hacerlo bien”, remató Alonso en una nota con el medio Faro de Vigo.

Dejá tu comentario