Deportes

En la República auriazul tiran más leña al fuego

Romerito insiste que el descenso saneará al Chanchón.

Luego del empate con 3 de Febrero, la crisis del Kure Luque se agudizó aún más y dio pie a fuertes declaraciones del expresidente del Sportivo Luqueño, Santiago Villagra, que incineró a su sucesor.

En comunicación con Fútbol a lo Grande, el arquitecto Villagra se mostró muy preocupado por la realidad del auriazul. "Estamos mal, parecido a la época del 2013, los números cantan", comentó. Se puso a las órdenes del club pero para colaborar, descartando una postulación a la presidencia. “Soy soldado de Luqueño para ayudar, pero como cabeza no", aclaró.

Villagra no perdió la oportunidad para tirotear contra la gestión del actual presidente, Wálter Gustavo Benítez, manifestando que echó por tierra todo lo que él había logrado con la institución.

"Nosotros le dejamos una empresa floreciente y en tres años fundió todo porque no entiende de fútbol”, señaló el arqui. “Si vos no entendés de fútbol, rodeate de gente que sí sabe", aconsejó.

Actualmente, el exmandamás del auriazul, no tiene ninguna relación con el presidente al que califica de intratable. “Walter Gustavo es muy terco, prepotente y caprichoso, maltrató a mucha gente", contó Villagra.

Pese a la situación crítica, el exmandamás asegura que el Chanchón no irá a Intermedia “No va a descender Luqueño, hay otros equipos que tampoco están haciendo bien las cosas", sentenció.

Se sumó al tiroteo

Mientras tanto, Julio César Romero, lanzó más críticas y volvió a decir que al Chanchón le vendría bien descender. “Si por ahí Luqueño desciende, sería una buena oportunidad para sanear el club. Hay que limpiar todo, desde el capataz hasta el presidente”, mencionó a la 730 AM.

Romerito también apuntó contra el actuar de los Chancholigans. “La hinchada de Luqueño tiene que protestar a los dirigentes, no deben ir a armar quilombo en otra cancha y empezar a romper vidrios de autos ajenos”, lamentó el Tim, ídolo de la ciudad.

Dejá tu comentario