04 mar. 2024

Clubes de Primera a rechazan Sociedades Anónimas en el fútbol paraguayo

Los 12 clubes de la División de Honor le dijeron que no al proyecto de ley presentado por la senadora Lilian Samaniego.

APF_44197883.jpg

Gentileza

Los presidentes de clubes de Primera se reunieron con el presidente de la APF para analizar el proyecto de ley presentado por la senadora Lilian Samaniego, que busca instalar las sociedades anónimas en el fútbol de nuestro país.

De manera contundente y a través de una nota rechazaron la propuesta por unanimidad, según lo expresado por la matriz del fútbol paraguayo en sus redes sociales.

“La APF y los presidentes de los 12 clubes de Primera División y de los dos clubes asociados para el 2024, manifiestan claramente y de manera unánime que no acompañarán el proyecto de ley que Crea la Sociedad Anónima del Fútbol Profesional (SAFP), presentada recientemente en el Congreso Nacional”, dice parte del documento que tiene la firma de los presis de los 12 clubes de Primera, más de los dos recientemente ascendidos 2 de Mayo y Sol de América.

“Esta postura fue consensuada tras analizar la propuesta, coincidiendo que la misma no refleja la realidad ni las necesidades del fútbol paraguayo”, argumentaron seguidamente.

Pero no es que están del todo en contra de las SA, sino qué “coinciden que deben conllevar un proceso que involucre a todos los niveles y estamentos de las instituciones futbolísticas del Paraguay, de modo a legislar en base a nuestra realidad social y deportiva”.

Opiniones

Al respecto, Rubén Di Tore, presidente de Libertad, dio sus razones para no aceptar el plan.

“Tenemos que ser muy cautos con esta ley, no queremos que el fútbol sea tratado como un negocio, queremos que sea algo consensuado, fuimos electos por nuestros socios y debemos rendirles cuentas a ellos”, apuntó el alto dirigente.

El asesor jurídico de la APF, Gerardo Acosta, reconoció los errores que encuentra en el proyecto.

“Desde mi punto de vista, sí tiene muchos reparos. Por lo que yo escuché se asesoró por profesionales de Brasil, es un copia y pega del modelo brasileño, donde en ciertos clubes funcionó, pero en otros con problemas económicos empeoró su situación. Cuando se hace una ley no se puede copiar directamente, se debe adaptar a la idiosincrasia del país”, tiró en la 970 AM.