Deportes

Acusó a directivo de la APF por decirle "negro"

Cruce de palabras con un futbolista opa vai. Gamboa mandó al frente al vicepresidente de Resistencia Roberto Garcete.

Akãcharápe terminó una discusión en Facebook entre los Roberto Garcete, hijo y padre (presidente y vicepresidente de Resistencia respectivamente), y el exjugador del club, Alejandro Gamboa, actualmente en Fulgencio Yegros.

Todo empezó por un comentario del capitán de Ameliano, en una publicación del triunfo del Celeste sobre su equipo el domingo pasado. “Felicidades a los presidentes patoteros que eligen qué árbitro les toca”, fue lo que escribió pichado Cáceres y salió al paso el Garcete hijo a retrucar.

A partir de ahí se dio un ida y vuelta de acusaciones entre Cáceres y el presi del Triángulo Rojo, hasta que metió su cuchara el lateral colombiano Alejandro Gamboa, tratando de cara dura a los Garcete, a quienes trató de ladrones.

Al toque saltó el vice y papá del alto mando a responder. “Yo no te traje a vos negro y vos sabés que nunca me gustó tu presencia en el club. Viniste a robar cada que viniste. Por algo estás fuera de tu país”, posteó, entre otras cosas. Eso molestó demasiado al pelotero cafetero.

“Este negro tiene nombre, tenés un cargo en la APF y te voy a demandar por racismo. ¿Qué clase de dirigente sos? Y racista”, escribió, refiriéndose al miembro del Comité Ejecutivo de la matriz del fútbol paraguayo.

En charla con EXTRA, Gamboa reveló que se sintió ofendido por las expresiones de su exdirigente. “Hace 10 años que estoy en Paraguay y nunca me habían discriminado y ahora este señor me trata de negro”, arrancó diciendo.

El afectado por ese comentario no descarta recurrir a la Justicia. “Estoy analizando una demanda, porque no puede ser que un señor que trabaje en la APF se exprese de esa manera, más aún teniendo en cuenta la lucha de la FIFA contra el racismo”, tiró.

“No robé nada”

Además de mencionar que le quedaron debiendo varios meses de salario y que no le ayudaron cuando necesitó operarse de una fractura en la clavícula, Gamboa también se defendió de las acusaciones de robo que lanzaron ambos dirigentes.

“Cuando me fui del club no robé nada, ellos me dieron permiso y autorización para llevar una cama”, aclaró.

Dirigente aclaró el tema

Escuchando la otra campana, el segundo al mando de Resis, Roberto Garcete, aseguró que para nada lanzó con mala intención esa palabra.

“Yo no tengo problema en pedir disculpas, lo de negro no fue para ofender, porque siempre se le dijo de esa manera, incluso sus compañeros le dicen así y me puede disculpar si quiere, pero yo no sé si podría perdonar que me haya tratado de ladrón y estafador”, tiró el directivo de la APF a nuestro diario.

Dejá tu comentario