Extra

crimen

Gisella no soportó el martirio de la condena y decidió poner fin, a su estilo, a la vida que llevaba entre las cuatro paredes de una celda.

crimen

"Pudo más el diablo y el temor a enfrentar sus actos"

Gissella Eliana Milea Otto, había sido condenada a 40 años de cárcel por asesinar a sangre fría a un joven y disfrutar del macabro hecho. Ayer decidió poner fin a su vida colgándose de la viga de su celda. Familiares de la víctima del crimen sostienen que lo ocurrido fue un designio de Dios.