COTIZACIÓN
Compra
Venta
DÓLAR
G 6820
G 6890
PESO AR
G 30
G 40
REAL
G 1230
G 1330
PESO UY
G 150
G 200
EURO
G 7600
G 7900
YEN
G 40
G 65
clima
15.7º C

Actualidad

Travesti no quiso pagar a Bolt e hizo pipí y popó en asiento

Encima pidió prestada plata que ni siquiera devolvió. Al final lo hizo, pero para no tener problemas con la ley.

El usuario que pidió el viaje era una tal Ariel. Al llegar la conductora hasta el punto de partida subió un travesti. El pasajero le pidió que lo lleve hasta el barrio La Blanca de Ciudad del Este y se sentó en el asiento al lado del conductor.

Una extraña sensación le hizo desconfiar de su cliente, pero de igual forma continuó hacia el destino. Antes de llegar, sorpresivamente, Ariel le pidió prestados G. 30.000 y prometió devolverle cuando le lleve de vuelta al punto de donde ella lo había recogido.

El pedido pasó a ser de ida y vuelta, pero al regresar el viajero se sentó ya en la parte trasera. Pese a la rara situación, ella continuó. Al volver hacia la casa del extraño, el usuario empezó a actuar de forma violenta y la conductora quedó en shock.

Antes que ella se detenga, el pasajero le tiró un termo y bajó de su coche sin pagar. Mientras el tal Ariel corría, la mujer notó que un desagradable olor venía de atrás: el travesti había hecho pipí y popó en el asiento.

Aterrada, la trabajadora del volante pidió auxilio en un grupo de WhatsApp de conductores de Bolt, denominado “Bolt Drive Todo Terreno”, donde dio todas las características de la persona que le había jodido.

Enseguida llegaron al lugar y exigieron al pasajero que pague el servicio, devuelva el dinero prestado y pague por haber hecho sus necesidades en el auto ajeno. En medio del bolonqui llegó la policía y para evitar problemas con la ley, el pasajero no tuvo de otra que pagar. Todo ocurrió a eso de las 21:30 del miércoles último.

El comisario Humberto Galeano, jefe de la Comisaría 4a local, contó a EXTRA que este tipo de situaciones es bastante común. “Eso siempre pasa. Se acercan acá para pedir que les paguen sus clientes, porque piden el servicio y no tienen”, expresó el comisario.

A pesar del mal momento que le ocasionó el pasajero a la conductora, la misma no hizo denuncia formal contra su usuario, debido a que el mismo no incurrió en delito alguno al no querer pagar por el servicio.

Dejá tu comentario