Actualidad

Se casó con su patrón y planeó dejarle sin nada

Jovencita enamoró a cincuentón y le extorsionó. Denunció que era víctima de violencia doméstica, pero mintió.

Fue amor a primera vista. Virgilio Benítez González (52), y Gladys Patricia Villasboa (27), se conocieron a finales del 2016.

Él tenía un negocio de venta de ropas y artículos usados, también una casa propia en CDE y una granja. Le propuso a Gladys que trabaje con él, y ella aceptó.

Tiempo después comenzó a cortejarla y fueron novios. En marzo de 2019 se casaron y Gladys quedó embarazada, pero meses después, en septiembre, ella lo denunció por violencia física y psicológica. Dijo que su marido la golpeó salvajemente, pero durante un juicio oral que culminó el viernes se comprobó que la mujer mintió.

Virgilio perdió todo, hasta su trabajo y más de 200 millones en capital. Luego de una exclusión de hogar, sus hijos también fueron echados por la madrastra.

Virgilio contó a EXTRA que Gladys nunca aceptó a sus hijos y les odiaba, las veces que se enojaba se escapaba de la casa. Él siempre le adulaba para que vuelva, y la última vez que se fue le dijo a Virgilio que regresaría con una única condición: casamiento. Hubo matrimonio, pero la situación empeoró.

Testigo clave

La testigo clave que ayudó para que Virgilio sea absuelto fue la empleada quien reveló que Gladys la intentó sobornar con G. 1.000.000 para que salga de testigo y diga que su patrón la molió a golpes. Ella no aceptó.

La doña le contó a Virgilio que Gladys le habló de sus intenciones a su hermana, le dijo que quería la casa solo para ella y que dejaría en la calle a su esposo y sus hijastros.

Tiempo después, la pareja discutió por una almohada que supuestamente Gladys le sacó a Virgilio cuando estaba reposando. Ella señaló que aquella vez, él le dio golpes de puño en la cabeza y luego la encerró en la casa sin comunicación; sin embargo, no encontraron rastros de violencia en su cuerpo. Virgilio dijo que su señora solo se casó por interés.

“Estoy seguro de que ella planeó todo para quedarse con la casa”. El hombre tuvo prisión domiciliaria por seis meses y ahora solo quiere recuperar su vida y su casa, según expresó.

Gladys sostuvo hasta el final que ella es la víctima Ahora será investigada por testimonio falso. Chantaje

Quería la casa

Virgilio alegó que en el 2020 volvió ver a su esposa y por primera vez a su hijo. Le dijo que supuestamente retiraría la denuncia en su contra si él le entregaba la casa, no aceptó y fueron a juicio. El hombre duda de su paternidad y por esa razón pide la prueba de ADN.

Temas

Dejá tu comentario