16 jun. 2024

Se arregló las cejas y se contagió de hepatitis B

Le hicieron el microblading en un spa de CDE. Se puede dar por instrumentos no esterilizados, dijo doctor.

20230913-003materialA,ph01_779_46309784.jpg

Katherine G. presentó varios síntomas y quedó internada en un hospital.

Gentileza

A medida que pasaban los días, Katherine G. (30) sentía el cuerpo pesado, no podía levantarse de la cama, le dolía terriblemente todo, incluso creía que tenía dengue. Se sentía morir.

Luego de varios estudios confirmó que tenía hepatitis B y todo apuntaba que contrajo la enfermedad cuando se hizo microblading (una técnica de tatuaje semipermanente en cejas) en un spa de Ciudad del Este, departamento de Alto Paraná.

Tatuaje semipermanente casi fue fatal

La joven empresaria decidió contar su historia luego de que salieran a luz otros casos de supuesta negligencia en tratamientos estéticos. Ella presume que las agujas que usaron en ella no estaban esterilizadas.

Dieta estricta

Katherine contó que tuvo que comer como “bebé” por casi dos años para curarse de la enfermedad que adquirió el 13 de septiembre del 2018. Debía cumplir una dieta estricta y consumir varios medicamentos.

“En diciembre empecé a tener síntomas y ahí fui uniendo las cosas, en febrero (del 2019) me acordé de ese procedimiento. Mi mamá me dijo ‘tus ojos están amarillos’ y ahí se dio cuenta porque mi cara y mis manos también estaban amarillas. Me hice la prueba y salió que tenía eso y ahí ya me tuve que internar”, agregó.

Seguimiento

Katherine contactó con la persona que le hizo el procedimiento, incluso le preguntó si tuvo otros casos similares y su respuesta fue que nunca pasó algo similar y que le parecía algo raro. Tampoco le hizo un seguimiento, según contó.

La joven dijo que en su momento no realizó la denuncia, pero está dentro de las posibilidades, debido a que pasó por momentos muy malos. Su vida estuvo en riesgo, dice.

Es muy probable

El doctor Marcos Girala, hepatólogo, explicó a EXTRA que el contagio se puede dar tras un procedimiento médico con instrumentos que no estén esterilizados o estén contaminados con la sangre o los fluidos corporales de otra persona con hepatitis B. También a través de relaciones sexuales, el uso de cortauñas, afeitadora y los tatuajes (si se usó la misma aguja que usó alguien con hepatittis B).

El profesional mencionó que la hepatitis B se contagia a través de la sangre y puede deteriorar el hígado y contraer cirrosis. “Cuando el hígado no funciona bien, trae muchos problemas y eso también puede disponer a la aparición de cáncer de hígado”, dijo.

Algunos de los síntomas

-Piel amarilla

-Fatiga, inapetencia

-Dolor de estómago, náuseas

-Vómito

-Fiebre

- Orina oscura

-Materia fecal muy blanca, etc.