Extra

Actualidad

Robaron 360 palos de la cabecera de la cama de un pa'i

El hecho ocurrió aparentemente el sábado, día en que ninguno de los dos sacerdotes de la parroquia de San Blas estaba.

Juan Roberto Espínola, vicario de la parroquia San Blas de Itá, regresó en la tarde del domingo a la iglesia luego de un tranquilo fin de semana de retiro espiritual, momento en que se topó con una situación por de más desagradable, al percatarse que de su propia pieza le fue arrebatado un millonario botín.

Delincuentes visitaron la iglesia y no precisamente para pedir perdón por sus pecados en busca de la redención divina, sino para llevarse un total de 360 millones de guaraníes que se encontraban en la cabecera de su cama, debajo del colchón.

El robo habría ocurrido durante el sábado, día en que ni él ni su colega (otro sacerdote) se encontraban en el lugar. Los malvivientes forzaron una de las puertas para entrar y fueron directo a la habitación del padre, de donde se llevaron el dinero.

Espínola contó que 240 millones eran parte de sus ahorros y el resto pertenecía al colegio San Blas del cual es director desde hace cuestión de un año y medio casi.

Dejá tu comentario