15 jun. 2024

Quiso protegerse de chespis, pero falleció electrocutado

El señor tocó el portón que tenía electricidad y quedó pegado a él. Ocurrió en Ciudad del Este.

Víctima de electrocución

El cuerpo del fallecido fue entregado al hermano, debido a que vivía solo en la casa.

Diario La Jornada

Ante la inseguridad y tras ser víctima de robo hace unas semanas, William Víctor Hehner Villalba (47), decidió electrificar el portón y el tejido de su casa de forma casera, para evitar que delincuentes, “chespis” y los animales entren a su vivienda.

Sin embargo, en la tarde del jueves, cayó en su propia trampa, pues en un apuro intentó sacar una azada de su patio y sin querer tocó la reja y quedó pegado a ella. William tenía enchufado un alargue que estaba conectado directo con el portón.

El albañil Juan Benítez, testigo de lo sucedido, contó que la víctima fatal era su ayudante y le estaba acarreando arena y ladrillo, cuando en un momento dado necesitaba usar la azada, por lo que se fue a su casa, que está al lado mismo de la obra, e intentó estirar desde afuera la herramienta.

Se acostó en el suelo y metió la mano por debajo del portón, pero antes de alcanzar la azada, su mano y su frente tocaron el hierro.

“Yo escuché un grito, le miré y corrí a agarrar un palo con el que solté el cable, le reanimé, pero ya no había caso. Él tiene su guante de cuero que usa para tocar, pero ahora se apuró, pensó que no le iba a pasar nada”, relató Julián a los medios de prensa.

El subcomisario Yoni Brítez dijo a EXTRA que, según los vecinos, el hombre tenía miedo de los delincuentes, además le molestaba que los animales de los pobladores entren a su patio, por lo que decidió poner la electricidad.

Ocurrió en el asentamiento Sandrita de Ciudad del Este, Alto Paraná.