Actualidad

Primer detenido por tener criadero de mosquitos

El procedimiento fue en Fernando de la Mora, en una fábrica de plástico, donde detuvieron al dueño. Además, el Ministerio Público imputó a vecinos de Ñemby, quienes se exponen a 5 años de cárcel o fuertes multas.

Braulio Gonzalez Ramos, propietario de la fábrica de plásticos Alpiste S.A. o Paraná Plastic S.A. fue el primer detenido dentro de la campaña antidengue, informó este jueves la fiscalía.

El operativo fue encabezado por la fiscal Elena Fiore Franco, tras denuncias recibidas contra la planta que vulneraba varias normas ambientales. La fábrica, ubicada en Zona Sur, fue denunciada el 16 de enero último por el propio intendente fernandino Alcides Ramón Riveros Candia.

La fiscal Fiore Franco corroboró que en el sitio a cielo abierto hay una importante acumulación de residuos sólidos y materiales que favorecen a la polución ambiental, así como desechos propios de la industria plástica, y constituye como un vertedero ilícito, afirma el Miniseterio Público.

Igualmente, constató la existencia de un estanque tapado a medias con chapa y otro estanque abierto, ambos cargados con agua estancada; los cuales se constituyen en potenciales criaderos de mosquitos transmisores de enfermedades como dengue, zica y chikungunya, y de desechos capaces de causar enfermedades infecto contagiosas

El operativo contó con el acompañamiento de un equipo de la muni fernandina, así como funcionarios del SENEPA que realizaron la limpieza del predio. La citada fábrica ya fue clausurada en reiteradas ocasiones y sancionada por la comuna.

EN ÑEMBY

“Ya no aguantábamos más, hasta en la boca ya nos entraban los mosquitos al hablar”, dijo una vecina del barrio Mbocayaty de Ñemby mientras festejaba la imputación de tres de sus vecinos por no limpiar sus patios y acumular criaderos de mosquitos.

El Ministerio Público imputó el sábado por primera vez a tres dueños de viviendas de Ñemby por “procesamiento ilícito de desechos” tras incumplir la notificación de la Municipalidad de limpiar sus patios baldíos sucios en 48 hs. en el operativo de prevención del dengue.

El fiscal encargado del caso, José Silguero, mencionó que el proceso se llevó a cabo con una orden de allanamiento y que una vez dentro de la vivienda pudieron constatar la existencia de plásticos, chatarras, neumáticos y hasta una piscina.

“El proceso de la imputación es por pasos, el primero es la notificación de la Municipalidad para la limpieza del sitio, si no se cumple, el paso dos es el allanamiento del Ministerio Público para comprobar la existencia de criaderos, el tercero ya es la imputación”, explicó el fiscal a EXTRA.

Añadió que la sanción por este delito es de hasta 5 años de cárcel y una multa de hasta G. 200.000.000 por parte de la Municipalidad.

Uno de los imputados es Rafael Bobadilla, quien tenía feroz maraña en su casa, los otros dos nombres no dio a conocer la Fiscalía.

Lucas Lanzoni, intendente de Ñemby, dijo que seguirán “con mano dura” con todos los que no limpien sus casas y baldíos ya que la ciudad forma parte de la “zona roja” por casos de dengue en Central. “Esperamos que esta imputación ‘asuste’ a los ciudadanos y se pongan las pilas”, dijo. Los vecinos celebraron el castigo.

Dejá tu comentario