Actualidad

Novedosa ayuda: Se ofrece a escuchar a la gente que necesite

No hace falta conocer a la persona para practicar la escucha activa, dice Ruth, la mujer que se dio cuenta de que tiene esa habilidad.

Todos necesitamos ser escuchados, pero no todos sabemos escuchar, afirma Ruth Amarilla, asistente de proyectos sociales, facilitadora de talleres y narradora oral.

Ella se dio cuenta de su don para la “escucha activa”, que implica mucha atención y empatía, y decidió ser todo oídos para la gente que necesite hablar de sus cosas.

“Si es una habilidad que tengo y puede ser de provecho para otras personas, yo quiero ponerme a disposición de manera muy desinteresada, si de alguna u otra manera se reditúa, súper bien, pero en realidad no pasa por ahí, porque no tiene precio el tema de escucharle a la otra persona”, expresa.

Ella explica que no se trata de solucionar los problemas ajenos, mucho menos de juzgar al otro. Es acompañar a la persona y solo darle consejos si los pide, sin ponerse uno mismo como ejemplo. Esto no suplanta la labor de un psicólogo.

Tampoco es necesario conocer a alguien para poder practicar este tipo de escucha, afirma Ruth. Pone el ejemplo de los desconocidos que hasta en el colectivo buscan con quién hablar. Por eso decidió compartir su número de teléfono: (0982) 806 200.

Menciona que el confinamiento acrecentó los hechos de violencia y que más que nunca es fundamental no sentirse solos, poder contar a otros lo que nos pasa.

Dejá tu comentario