24 feb. 2024

Ladrones robaron a culatazos G. 100 millones de distribuidora

El caso llamó la atención de la policía porque el local trabaja a puertas cerradas y los ladrones tenían info precisa.

robo distribuidora.jpg

Los ladrones manejaban información específica del lugar.

El automóvil Toyota Premio estacionó sobre la avenida José Bozano del barrio Boquerón de Ciudad del Este y cuatro hombres con armas cortas y largas bajaron. Los ladrones atravesaron el portón principal y una puerta más pequeña que no estaban trancadas. Recorrieron los 30 metros de la entrada para llegar a la oficina.

“Manejaban información concreta”, apuntó el comisario Ojeda, jefe de la comisaría primera.

En el lugar habían cinco oficinas con persiana metálica que funcionan como depósito de salones comerciales que funcionan a puertas cerradas, pero los ladrones manejaban al dedillo cuál era la oficina donde tenían que entrar para buscar la plata de la recaudación de la empresa.

A culatazos, los delincuentes redujeron a dos empleados, mientras que la limpiadora se escondió en uno de los sanitarios. En cuestión de minutos se llevaron un total de G. 100 millones.

“Ellos tienen la directiva de no juntar esa cantidad, a partir de los G. 3 millones ellos ya tienen que depositar justamente para evitar esta situación. Llama la atención que tenían una cantidad de dinero que nunca manejan y los empleados debieron depositar un día antes, pero no se depositó”, relató el comisario Ojeda.

El patrón comentó enojado la situación a los policías, afirmando que desconoce por qué sus empleados no depositaron el día anterior. “Son detalles que llaman poderosamente la atención a los investigadores”, refirió el uniformado.

Explicó que todo el local es una distribuidora que trabaja a puertas cerradas, además de que no tienen siquiera alguna cartelería que anuncie la presencia de las oficinas en el lugar. “Son mayoristas y arriba funcionan departamentos que son residencia de los funcionarios teniendo en cuenta que la mayoría son personas de Asunción o alrededores. No vive gente extraña en el lugar”, refirió el agente.

Los agentes de la comisaría jurisdiccional convocaron a personal del departamento de Criminalística para la inspección del lugar y levantamiento de evidencias, también a efectivos de Investigaciones y la asistente fiscal Claudia Delgado, quien ordenó la incautación del celular del encargado del lugar.