17 jul. 2024

Ladrones robaron a joven que ganó una rifa el viernes

La víctima se llevó el gordo de G. 65.000.000 de La Fortuna. Retiró el viernes todita la plata, pero el sábado guardó en el banco.

rifa.jpg

Lucas Mathías Ozuna Balbuena.

Mientras doña Mercedes Balbuena (59) atendía todavía su despensa, don José de Jesús Ozuna (61) disfrutaba en la sala viendo tele. Eran aproximadamente las 20:00 horas del domingo, cuando cuatro hombres entraron a su vivienda situada en el barrio San Blas de Cambyretá ordenando directamente: “¡Boca abajo, boca abajo!”.

Uno de los delincuentes apagó las luces que permitían ver desde la calle qué ocurría adentro, cerró la ventana de la despensa desde doña Mercedes atendía a sus clientes entrada la noche con el portón de rejas cerrado y empezaron a buscar el dinero.

“Al no encontrar, se retiraron”, informó el oficial Víctor Rodas, jefe de la comisaría 101.

Todos los malvivientes llevaban puesta vestimenta oscura, alguno de ellos con tapabocas y casco protector por la cabeza. Ingresaron con armas de fuego en mano presumiblemente escopetas y revólveres, de acuerdo con el relato de las víctimas. Los mismos habrían llegado a bordo de varias motocicletas.

Los ladrones buscaban un millonario botín: G. 65.000.000, que el viernes el hijo de doña Mercedes y don José; Lucas Mathías Ozuna Balbuena (26), ganó en la famosa rifa La Fortuna. “Este juego tiene la particularidad de realizar las publicaciones cuando son beneficiados los que juegan, públicamente se tuvo conocimiento”, relató el uniformado.

Pero los asaltantes no tuvieron en cuenta la posibilidad de que el dinero ya estaba bien guardado. Ese mismo viernes, Lucas Mathías retiró el premio y, para fortuna de los familiares, el sábado depositó en un banco. “Probablemente estos infractores tenían conocimiento de que ganó ese premio e ingresaron fuertemente armados y con mucha violencia para apoderarse de ese monto, capaz creyeron que podían tener todavía en la casa”, apuntó Rodas.

Al final se llevaron la suma de G. 2.300.000 producto de un trabajo particular que había realizado el hijo de los dueños de casa y varios celulares.

Efectivos de la comisaría local y de Investigación de Delitos ya se encuentran indagando el caso para dar con los autores. “La casa de ellos no cuenta con circuitos cerrados, pero los alrededores sí, estamos esperando un poco que pasen más las horas para ir a solicitar. Anoche por la hora en que ocurrió ya no se nos recibió”, refirió el oficial.

Mencionó que ya se tienen algunas características de los autores y de las motocicletas en las que habrían llegado y escapado del lugar.

Personal de Investigaciones y Criminalística llegaron a la vivienda para levantar evidencias, el hecho fue comunicado además al ministerio público.