Actualidad

La chipa se agota en la playa argentina

Familia paraguaya elabora 1.500 unidades por día y ya abrió dos chiperías.

Muchos que vayan de vacaciones a Pinamar se cruzarán sin saber con el compatriota Diego Molina (26), que conquistó las costas con su chipa.

Hasta el portal de noticias Infobae se hizo eco de su éxito.

Según la página, todo se inició hace 5 años cuando hizo un viaje de negocios y llevó por si acaso 1.000 chipas que se acabaron en una semana.

Desde entonces vende 1.500 chipas diarias en promedio por día a 70 pesos (G. 5.460), que dan un ingreso diario de G. 8.190.000.

Molina contrató a cuatro vendedores. Ahora ya tienen dos chiperías y un móvil. “En carnaval es una locura. Cargo el canasto 4 veces”, comentó.

Sin gluten

Sus remeras llevan el sello de SIN TACC.

“Un día una mujer nos dijo que nos compraba porque era celíaca y podía comer nuestra chipa”, recordó.

“Nos genera mucho orgullo saber que fuimos los primeros en probar vender chipa en Pinamar”´, relató. Dijo que tiene en mente nuevos negocios.

Milanesa de con mango

Otra creatividad paraguaya se puso en movimiento y está bajo los ojos de varios chefs internacionales: milanesa de mango.

La carne de las milanesas o las marineras se puede sustituir por trozos de mango, también las empanadas se rellenan con esta fruta, según lo demostrado por las mujeres del Comité Sabor a Mango.

"Todo para dar utilidad a este alimento", explicó a Efe Rosana Galeano, vicepresidenta del Comité, en la localidad de Areguá.

Temas

Dejá tu comentario